miércoles, 21 de enero de 2015

1433 - ALBERTO NISMAN - FISCAL ARGENTINO



Una conmovedora foto del caso Nisman frente al edificio de la AMIA-MEDIOS Y OPINIÓN-21/01/15

UN HOMBRE CABAL

Seguramente cuando joven eligió esta carrera y después, al optar por esta especialidad, no sabía que se convertiría en un héroe, aunque lo sería por carácter y personalidad. Fue un desafío en la Argentina de hoy para cualquiera que ocupara ese cargo en una causa perdida y este gran argentino lo enfrentó con valentía.

No supo que millones de argentinos íbamos a corear su nombre en las plazas, aplaudiendo con muchas pancartas que decían "YO SOY NISMAN". Hubo muchas más, pero una decía lo que todos sentimos "Nisman, Argentina te llora".

Un país en retroceso por lo menos se enorgullece ante el mundo por algunos de sus ciudadanos y suma uno más a la lista, un fiscal que no se acobardó ante las amenazas de poderes oscuros y siguió luchando como si no existieran, es anormal y casi único. No son muchos los que se atreven a continuar su tarea cuando su vida está en peligro real. a él sólo le importó seguir, estaba convencido de que su trabajo daría frutos.

Nadie puede predecir dónde lo pondrá la vida, la mayoría tendrá un rumbo sin mayores sobresaltos, aunque estemos obligados a elegir todo el tiempo. Pero pocos se ven ante una situación límite y muchos menos se arriesgan, con honor, con el entusiasmo que Nisman mostró hasta sus últimas apariciones en los medios.

La causa de la AMIA tuvo 85 muertos y Nisman es el número 86. No olvidamos, no lo olvidaremos.

Como dijo Borges: "Siempre el coraje es mejor".-

ANA


LA DENUNCIA COMPLETA DE NISMAN

Los pasajes centrales de la denuncia del fiscal Alberto Nisman - LA NACIÓN


jueves, 15 de enero de 2015

1432 - FRANCIA: "TERRORISMO" POR "TERRORISMO RADICAL ISLÁMICO"



LE PEN RECLAMA LA SUSPENSIÓN INMEDIATA DE SCHENGEN TRAS LOS ATAQUES DE PARÍS

Por DAVIDMA/AGENCIAS


La líder eurófoba abogó porque "el pueblo francés pueda recuperar el control sobre sus fronteras" y culpó igualmente a las políticas de austeridad de la UE.

"No hay país en el mundo que no sepa que la primera medida para luchar contra el terrorismo es poder protegerse controlando sus propias fronteras", afirmó.

La líder del Frente Nacional, la eurodiputada francesa Marine Le Pen, reclamó hoy la suspensión inmediata de la Europa sin fronteras interiores articulada en el espacio de Schengen (Acuerdo de Schengen -WIKIPEDIA), después de los atentados de París que causaron la pasada semana 17 muertos.

La líder eurófoba abogó porque "el pueblo francés pueda recuperar el control sobre sus fronteras" y culpó igualmente a las políticas de austeridad de la Unión Europea (UE) de "desarmar al ejército y a la policía franceses", durante una conferencia de prensa en la sede de la Eurocámara en Estrasburgo.

"Europa nos debilita porque nos impone una apertura de fronteras. No hay país en el mundo que no sepa que la primera medida para luchar contra el terrorismo es poder protegerse controlando sus propias fronteras", afirmó.

Preguntada sobre de qué habría servido cerrar fronteras con el resto de la UE si los terroristas eran nacidos en Francia, Le Pen insistió en que si su país pudiera cerrar sus fronteras lucharía mejor contra el terrorismo porque podría no dejar entrar a los franceses que reciben entrenamiento yihadista en terceros países.

La política francesa denunció que "la libertad de circulación permitió que una terrorista relacionada con el caso fuera hasta España sin pasar ningún control y de ahí cogiera un avión a Turquía".

Medidas como la suspensión de la libertad de circulación y una moratoria en los recortes presupuestarios del ejército y la policía francesas se incluyen en un plan de acción contra el terrorismo que Le Pen ya avanzó que presentará este viernes.

Para Le Pen, los atentados fueron "contra el modelo francés, contra sus valores" y tras el duelo que el pueblo francés hace por la muerte de esas 17 personas, "es el momento de pasar a la acción".

Por otro lado, la líder del FN reprochó al presidente de Francia, François Hollande, que haya preferido hablar de terroristas en este caso, "en vez de hablar claramente de fundamentalismo islámico".

"Tras los atentados, lo primero que ha hecho el Gobierno es pedir al conjunto de los franceses que no se hable de fundamentalismo islámico y que solo se hable de terrorismo. Pero el terrorismo es solo un medio detrás del que hay una ideología y hay que llamar a las cosas por su nombre", afirmó.

Por otro lado, Le Pen también culpó a la política internacional francesa que, dijo, "es un auténtico mosaico de incongruencias".

"Las acciones internacionales (del Gobierno francés) han permitido que Libia caiga en manos fundamentalistas, por ejemplo", señaló.

Por otro lado, pidió que países como Arabia Saudí o Catar no puedan invertir en Francia.

"Que nadie se equivoque. Catar no invierte en (el equipo de fútbol) PSG porque le guste el fútbol, sino porque busca limpiar su imagen", criticó.

Finalmente, a propósito de su ausencia de la marcha contra el terrorismo del pasado domingo en París, Le Pen denunció que fue el Gobierno galo y otros partidos quienes "rompieron la unidad nacional" al no invitar al Frente Nacional.

FUENTE: TE INTERESA.ES-DAVIDMA/AGENCIAS-SCHENGEN-13/01/15

REFLEXIÓN:

El efecto de llamar sólo "terrorismo" al terrorismo del fundamentalismo islámico es lo opuesto a lo deseado. Todos sabemos lo que están haciendo los musulmanes fanáticos en el mundo, no sólo en Francia, no decirlo claramente es una forma de generalizar y por omisión culpar a todos los musulmanes, y es también darle la iniciativa a un movimiento como el de Marine Le Pen que no representa a la mayoría del pueblo francés.

Sin embargo, a pesar de que los líderes musulmanes declaran que están en contra de estos ataques, consideran que las viñetas de "Charlie Hebdo" son una incitación a la violencia, que provocan la reacción de quienes se sienten ofendidos por ellas. Es una forma de justificarlos y esto es lo que no puede aceptarse. En la misma revista se han visto caricaturas de otras personalidades que también pueden considerarse ofensivas y sus partidarios, que también se han sentido afectados, no salieron a matar a sus autores.

Fundamentalismo hay en todas partes, pero en Occidente se lo combate y castiga si viola las leyes, decir que no se debe ofender para no exacerbar el odio también es una forma de justificarlo y tratar a todos los musulmanes como a niños caprichosos, como si no pudieran diferenciar el bien del mal. Esa condescendencia verdaderamente ofente como si realmente fueran inferiores. ¿O es que Occidente se cree superior como para no exigirles comportarse? Una viñeta puede molestar pero nunca puede ser un motivo para matar. Es como decir que un asesino tiene algo de razón cuando mató porque le insultaron a la madre o a algo valioso para él. El asesinato debe ser castigado y no justificado. El terrorismo, en todas sus formas, deber ser perseguido y neutralizado antes que haga daño.

Los argumentos de Marine Le Pen no se pueden discutir, el Acuerdo de Schengen impide que cada país pueda controlar el libre ingreso de extremistas, si a uno de ellos se le permitió la entrada en alguno de los países firmantes del Acuerdo, puede trasladarse de un estado a otro sin problemas. Las fronteras -muy cuidadas- son hoy imprescindibles. Israel no las tiene, por eso está obligado a controlar el ingreso de posibles terroristas a sus ciudades con los check-points, no tiene más remedio. Y eso es lo que deberán hacer todos los países para impedir ser atacados. Mucho se critica a Israel por las barreras y vallas que lo protegen porque no tienen en cuenta su particular situación. Los check-points hacen de control de fronteras, como los tienen todos los países del mundo. Cuando no tenían vallas los atentados hicieron masacres, hoy ya no resulta fácil matar de a cientos.

Aunque días después de los asesinatos de "Charlie Hebdo", Francia, en la voz del Primer Ministro Manuel Valls, declaró la guerra contra el yijadismo, y ha reconocido que tiene antisemitismo en su suelo, ya cometió errores que son incomprensibles, porque hace mucho que hay yihadismo. Pudo haber fallas en los servicios de información pero también se debe considerar que la guerra contra el terrorismo está en evolución y cada experiencia obliga a nuevas soluciones.

Hollande no deseaba que el Primer Ministro de Israel Netanyahu participara en la manifestación, pero cuando supo que iría invitó al Presidente de la Autoridad Palestina, Abas. Un absurdo, una hipocresía evidente, cuando Abas premia a sus terroristas, los declara "mártires" y sostiene a ellos y a sus familias económicamente. Hamás, que por lo menos no simula lo que no es, lo denunció. Verlo a Abas en primera fila fue sorprendente. Netanyahu se las arregló para estar cerca de Hollande pero a Abas el lugar seguramente le fue cedido, fue demasiada casualidad.

Esta incoherencia de la izquierda europea no tiene explicación.

Ahora han dispuesto la especial protección de los franceses judíos, muchos se están estableciendo en Israel porque en Francia no se sienten seguros. Produjeron tristeza las palabras de Netanyahu cuando recibió los cadáveres de los cuatro judíos franceses asesinados en Francia, dijo que Israel los espera vivos y no muertos. Y que los israelíes los esperan de vuelta a casa por amor y no por temor.

De todos modos, Israel es el país de los judíos por esto mismo, porque donde sea que estén y en cualquier condición, serán recibidos para vivir o descansar definitivamente. Así son las cosas con este pueblo que nunca sabe cuándo será atacado en cualquier parte del mundo.

Ni Francia ni cualquier país será el mismo si pierde a una población que no exige nada -como hacen los musulmanes- pero que aporta al país donde vive todo su esfuerzo y talento que lo enriquece. Evidentemente, ante la fenomenal partida de los judíos de Francia hacia Israel, el gobierno ha tomado medidas preventivas para protegerlos, quizá haya sido demasiado tarde y los que no se sientan seguros irán a Israel para poder vivir sin temores.

Esto parece una fantasía, un país sin fronteras, atacado a diario por el terrorismo y acosado por cohetes pagados por estados terroristas (aunque disimulen) y sostenido con el dinero de los contribuyentes europeos, resulta ser el lugar más seguro para los judíos europeos. ¡Y para los capitales de todo el mundo!

El antisemitismo europeo y el terrorismo islámico trabajaron para que los israelíes tuvieran que hacerse fuertes. Y lo consiguieron.

ANA

ARTÍCULO RECOMENDADO:


Francia en guerra contra el Islam radical - RUBÉN KAPLAN

VIDEO:

Obsesión-La Guerra del Islam Radical contra Occidente

TRADUCIDO POR ANA

OBSESIÓN - "La Guerra del Islam Radical contra Occidente" es un nuevo documental que pondrá a prueba la forma de ver al mundo. Esta es la versión completa de la película "Obsesión".

Hace casi 70 años, Europa se encontraba en guerra con una de las figuras más siniestras de la historia moderna: Adolf Hitler. Cuando fue disparada la última bala de la Segunda Guerra Mundial, más de 50 millones de personas habían muerto, y un sinnúmero de países habían quedado devastados tanto física como económicamente . La sangrienta lucha de Hitler buscó forjar un mundo nuevo en el crisol de valores nazis. ¿Cómo pudo ocurrir tal desastre? ¿Cómo pudo Occidente haber pasado por alto el mal mirándolo fijamente a la cara, por tanto tiempo, antes de pararse con fuerza en contra de él?

Hoy en día nos encontramos ante un nuevo enemigo, también involucrado en una lucha violenta para transformar nuestro mundo. Mientras dormimos en la comodidad de nuestros hogares, un nuevo mal se levanta contra nosotros. Una nueva amenaza nos intimida, con todos los medios a su alcance, para inclinar a la Civilización Occidental bajo el yugo de sus valores. Ese enemigo es el islam radical.

Usando imágenes de la televisión árabe que rara vez se ven en Occidente, "Obsesión" revela una visión, desde adentro, del odio que los radicales están enseñando, su incitación a la yihad global y su objetivo de dominar al mundo. Con la ayuda de expertos, incluyendo los relatos de primera mano de un ex terrorista de la OLP, un comandante de la juventud nazi y la hija de un líder guerrillero martirizado, la película muestra, claramente, que la amenaza del islam radical es real.

El islam está siendo secuestrado por extremistas radicales que buscan activamente destruir los valores que compartimos y defendemos. El mundo debería estar muy preocupado.

Esta es una película documental sobre el terrorismo radical islámico. Una ideología peligrosa, alimentada por el odio religioso.


1431 - CHARLIE HEBDO Y EL PERDÓN


JE NE PARDONNÉ RIEN

COLABORACIÓN DE AKIVA


Hay quien dice que los seres humanos tenemos dos patrias: la patria donde hemos nacido y Francia. JFK agregó otra (ich bin ein Berliner). Muchos judíos  tenemos dos: la patria donde nacimos e Israel. Pero como ciudadanos de este mundo podemos agregar al primer país que nos dio igualdad de derechos, libertad de pensar, creer, expresar. Los monstruos del atentado en París hace unos días atentaron contra la humanidad toda. Porque nadie es totalmente libre si existe un esclavo, es decir, quien no goza del mayor bien que posee el hombre, su libertad.

No me gustaba esta revista, no me parecía satírica sino ofensiva, pero defiendo el derecho a que sea publicada aunque la repudie. Y no acepto que alguien pueda asesinar a sus autores porque se siente "ofendido". ¿Y el supermercado Hipercasher? ¿En qué ofende el guefiltefish a Mahoma? Cuatro asesinados por el simple hecho de que eran judíos... En el país de la Liberté, Fraternité, Egalité. Pues bien: los asesinos NO son mis hermanos. NO los considero mis iguales. Y la única libertad que les concedo es la de morirse.

No me interesa que sea Mahoma, en la voz de "Charlie", quien perdone todo, y tampoco me interesaría que fuera el Charlie francés quien está dispuesto a perdonar a sus asesinos.

Vivo en un país donde los derechos humanos son respetados a rajatabla. Y debemos soportar, por eso, que haya en nuestro Parlamento individuos que niegan al Estado de Israel el derecho a existir (aunque es aquí donde prosperan permanentemente quienes nos acosan, ¡y vaya si prosperan!) Hay más de uno que tiene protección de los servicios de seguridad porque siempre puede aparecer un judío con poca paciencia. Entre uno y otro habrá un hombre de seguridad que vela por su derecho a expresarse libremente.

Pero yo, como hombre libre, no respeto ni tampoco acepto que nadie ni nada atente contra los míos. Por eso YO NO PERDONO NADA, ni me olvido.

AKIVA – Jerusalén, Ciudad Capital.

REFLEXIÓN:

Para ser verdaderamente libre un judío debe vivir en Israel, no puede darse el lujo de no ser políticamente correcto fuera de él. Si sólo fuera por eso, si sólo fuera el país de la libertad para los judíos ya se justificaría su existencia.

Y creo que no hay un ser humano más libre que el que habita en Israel, sin necesariamente ser judío. Y esto no es una exageración. Este pueblo es especial y a veces nos sorprende, cualquiera puede decir lo que le plazca y no será perseguido por sus ideas, aún cuando no sean las de una mayoría.

Pero ¿hay una mayoría que atropella los deseos de una minoría? No la hay, en realidad los judíos se destacan por su individualismo, el chiste más común es decir: dos judíos, tres opiniones. O quizás el más increíble: dos judíos náufragos se encuentran en una isla desierta y pronto construirán tres sinagogas.

Discuten acaloradamente por las cosas más nimias, es un deporte nacional que todos practican. Si embargo, el combate contra el terrorismo en su suelo los obliga a cuidarse y si tienen que juzgar a alguien lo harán por lo que hace y no por lo que piensa, lamentablemente "duermen con el enemigo" y aplican todos sus esfuerzos a evitar que los maten. Pero es la ley la que sanciona, no hay justicia por mano propia y todos, aún en desacuerdo con sus dictámenes, se someten a ella.

Israel es el país de la libertad, lo saben los judíos, los musulmanes, los cristianos, animistas, ateos, cualquiera puede decir lo que Akiva manifiesta sin que su seguridad sea amenazada.

Gracias Akiva por esta colaboración, que nos recuerda que este mundo tiene una isla donde la libertad no es sólo una palabra.

ANA

lunes, 12 de enero de 2015

1430 - PETRÓLEO Y PODER (MÉTODO CONVENCIONAL O POR FRACKING)



LA ERA DEL PETRÓLEO ÁRABE SE HA ACABADO

Por GUY BECHOR

TRADUCIDO POR SILVIA SCHNESSEL


La noticia más espectacular de 2014 pasó casi desapercibida: los Estados Unidos levantaron las restricciones a las exportaciones de petróleo de EEUU, y el primer día del nuevo año, América comenzó a exportar petróleo.

Nadie pensó que sucedería tan rápido, pero Estados Unidos ya se ha convertido en el principal productor de petróleo del mundo, antes que Arabia Saudita y gracias a la tecnología de extracción de petróleo de esquisto (wikipedia) que ha cambiado el panorama energético.

Este año, se espera que Estados Unidos exporte alrededor de un millón de barriles de petróleo al día y produzca 12 millones de barriles en un día. Irán, en comparación, produce alrededor de un millón y medio de barriles por día. Esto significa que los precios del petróleo seguirán cayendo, porque Estados Unidos ya está compitiendo con los países del Golfo. Como resultado, Rusia se arriesga a no recuperase, Arabia Saudita, y el resto de los países del Golfo tampoco, y el cartel se derrumbaría. Además, todas las dictaduras que se han basado principalmente en su producción de petróleo, como Irán, se enfrentarán a un futuro sombrío. Mientras tanto, las democracias como Canadá, Brasil, México, Nigeria e incluso el pequeño Israel entrarán en el mercado.

La era del petróleo árabe ha pasado, tanto como el poder destructivo del petróleo de las dictaduras del Golfo Pérsico. Estas mismas dictaduras que han controlado vergonzosamente a Europa para derrotarla, que compraron políticos, sobornaron empresas y por otra parte, han utilizado su poder maligno en contra de Israel, entraron en una época de declive.

Tomará algunos meses, pero Europa y Estados Unidos pronto se darán cuenta que la era del poder destructivo árabe ya no existe, debido a que los estados del Golfo no tendrán más dinero para gastar. Antes al contrario, serán incordiados desde dentro por los choques sociales, étnicos y terroristas porque ya no tendrán recursos financieros para continuar satisfaciendo el terror. Los signos de debilidad de la influencia del poder árabe ya son visibles. Veintidós países árabes han hecho enormes esfuerzos la semana pasada para aprobar una resolución contra Israel en el Consejo de Seguridad de la ONU, pero no han tenido éxito.

Es cierto que Francia y otros países europeos todavía están controlados por capitales árabes, o creen que lo están, pero también ellos se darán cuenta pronto que la era del poder petrolero árabe está acabada.

Y si los precios del petróleo siguen cayendo, ¿qué pasará con Rusia? El país podría colapsar y quizás incluso caer en una guerra con Europa para tratar de salvarse. ¿Y qué será de Egipto financiado por Arabia Saudita, que ya ha reducido su ayuda a El Cairo?

¿Y los ricos países del Golfo como Qatar? Se engañan a sí mismos si todavía creen que nos interesarán sin triunfos petroleros. ¡Algunos incluso hablan de la idea del turismo en Qatar! Bueno, sin petróleo nadie va a querer venir y la arena cubrirá las torres más altas del mundo que se hayan construido.

¿Y la Autoridad Palestina de Mahmoud Abbas? Ya nadie en el Golfo da dinero a la Autoridad Palestina, ni siquiera antes de la crisis del petróleo.

El año 2015 es el amanecer de un nuevo mundo: el mundo de la revolución de la Información, la mente, la fuerza personal, la innovación y los inventos. Y en este mundo, Israel es una princesa real.

La era del petróleo árabe ya acabó, bienvenidos a la era de la innovación y la creatividad en un mundo globalizado. Aunque algunos países rezagados, sin nombrar a nadie, quieren recuperar el tiempo perdido.

Y entonces, Israel ha encontrado nuevos amigos cercanos, como la India, Japón, China y Corea del Sur. También ellos entienden que en el mundo actual, el espíritu creativo y de innovación es una necesidad.

FUENTE: ENLACE JUDÍO - BECHOR - PETRÓLEO - 05/01/15

TRADUCCIÓN: SILVIA SCHNESSEL

REFLEXIÓN:

La extracción de petróleo convencional, como ocurre en los países árabes, es mucho más barata que lo que se puede obtener del esquisto por medio del "fracking", que necesita mucha mas agua -a la que contamina- además de alterar el entorno porque se necesita perforar muchos pozos.

De todas formas nuestro mundo está en cambio permanente, la tecnología avanza a grandes pasos y hay muchas formas posibles para conseguir la energía que el mundo moderno exige. Permanentemente se piensan nuevas estrategias, por ahora lo más barato y práctico es el petróleo que se extrae de forma convencional, la desventaja es que el petróleo de esos pozos se puede acabar y que sea necesario aplicar otros métodos más caros para obtenerlo en otros sitios.

Para una mejor comprensión de este tema va otro artículo muy interesante que explica las dificultades del "fracking"; los comentarios de los lectores también aportan información útil para evaluar lo que estamos leyendo.

Al final deberían ver el documental sobre este tema, muy bien hecho y completo. Dura casi dos horas pero están los testimonios de las personas que viven en áreas donde este sistema ha afectado su vida, su trabajo, su salud.

Si queremos informarnos bien sobre este tema hay que tomarse el tiempo para verlo todo o seguiremos dudando sobre lo que se está discutiendo a diario. ¿Cuánto afecta al entorno la contaminación del agua?

Como todo lo que se refiere a la energía, el factor económico y político se percibe en cada una de las posiciones en pugna. Conocer los testimonios es de gran importancia para tener una opinión propia.

ANA


LA ESTRATEGIA DE ARABIA SAUDI PARA ACABAR CON EL "FRACKING" DE EEUU: HACER CAER EL PRECIO DEL PETRÓLEO

Por REUTERS / EL ECONOMISTA.ES

-Venezuela es partidaria de reducir la oferta de petróleo para que suba el precio

-Arabia Saudí bombea alrededor de un tercio del petróleo de la OPEP

-El país saudí quiere que el precio baje para que el 'fracking' no sea rentable


Enlaces relacionados

¿Es sostenible el 'fracking'?


Arabia Saudí está asegurando a los participantes del mercado petrolero que se siente cómoda con que los precios del crudo se mantengan bajos durante un período prolongado, un brusco cambio en su posición que estaría dirigida a frenar la expansión de productores rivales, incluyendo a Estados Unidos. El petróleo Brent cae por debajo de los 88 dólares por primera vez desde 2010.

Algunos miembros de la OPEP, incluyendo a Venezuela, han pedido urgentes recortes de producción para impulsar los precios por encima de 100 dólares el barril. Pero las autoridades saudíes han enviado recientemente un mensaje diferente en reuniones privadas con inversionistas y analistas.

El reino saudí, el mayor productor de la OPEP, está dispuesto a aceptar que el valor del petróleo esté por debajo de 90 dólares por barril, y tal vez hasta de 80 dólares, por un año o dos, según personas que han sido informadas sobre las recientes conversaciones. ¿Se acabó la era de invertir en petróleo?

Las discusiones, algunas de las cuales tuvieron lugar en Nueva York la semana pasada, ofrecen la señal más clara hasta ahora de que Arabia saudí está dejando de lado su larga estrategia de mantener los precios del crudo Brent en alrededor de 100 dólares por barril para preservar la cuota de mercado en los próximos años.

Esta decisión del país árabe no ha sentado bien en algunos miembros de la OPEP, que quieren mantener los márgenes tradicionales de beneficio. Según The Wall Street Journal, Venezuela ha sido el país que ha mostrado con mayor fuerza su negativa a esta estrategia del 'petróleo barato'.

Y es que, mientras que Kuwait, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos pueden tolerar precios muchos más bajos, gracias a su elevada eficiencia produciendo petróleo, Venezuela e Irán tienen serios problemas para soportar un barril 'barato' y con menor margen de beneficios.

La estrategia saudí

Los saudíes ahora parecen estar apostando a que un período de precios más bajos, que podría golpear las finanzas de algunos miembros de la OPEP, será necesario para allanar el camino a mayores ingresos en el mediano plazo, frenando nuevas inversiones y aumentos en la oferta de lugares como las formaciones de esquisto en Estados Unidos o en aguas ultra profundas, según las fuentes que pidieron no ser identificadas.

Las conversaciones con las autoridades saudíes no ofrecen ninguna orientación específica sobre si, o en cuánto, el reino estaría de acuerdo en reducir la producción, una medida que muchos analistas esperan que apuntale al mercado global que está produciendo mucho más crudo de lo que puede consumir.

Arabia Saudí bombea alrededor de un tercio del petróleo de la OPEP, o unos 9,7 millones de barriles diarios. Preguntado por los posibles recortes de producción de Arabia Saudí, un funcionario de ese país respondió "¿Qué recortes?", según una de las fuentes. Aunque aún es el mayor productor de petróleo del mundo, Estados Unidos arrebatará ese privilegiado lugar al país Araba a finales de este año, según informa la Agencia Internacional de la Energía.

Hay incertidumbre si las reuniones informativas saudíes con los observadores del mercado del petróleo representan un nuevo rumbo que busque persuadir a otros miembros de la OPEP para que se unan Riad cuando tenga que reducir el bombeo.

Una fuente que no participa directamente en las discusiones dijo que el reino no necesariamente quiere que los precios caigan más, pero no está dispuesto a asumir los recortes de producción de manera unilateral y está dispuesto a tolerar valores más bajos, hasta que otros miembros de la OPEP se unan a la acción.

Por debajo de los 90 dólares

El crudo Brent ha caído constantemente durante casi cuatro meses, retrocediendo un 23 por ciento desde el máximo que alcanzó en junio de más de 115 dólares el barril, debido a que menguaron los temores de una interrupción del suministro en Oriente Medio, por una mayor producción de esquisto de Estados Unidos y a señales de una menor demanda de Europa y China.

Hasta hace poco, los países del Golfo Pérsico miembros de la OPEP han estado diciendo que la caída de precios era un fenómeno temporal, apostando a una demanda estacional del invierno para apuntalar los precios.

Pero un creciente número de analistas petroleros ahora cree que se trata de algo más que una mala racha. Algunos consideran que es el inicio de un cambio fundamental a un período prolongado de relativa abundancia.

En lugar de pelear contra la caída de los precios y ceder cuota de mercado frente a la competencia cada vez mayor, Arabia Saudí parece estar preparando a los operadores para un cambio radical en los precios.

Los saudíes quieren que el mundo sepa que "nadie debería sorprenderse" con el petróleo a menos de 90 dólares el barril, según una de las fuentes.

Otra fuente indicó que 80 dólares el barril ahora puede ser un piso aceptable para el reino saudí, aunque varios otros analistas dijeron que la cifra parecía demasiado baja. El Brent ha promediado alrededor de 103 dólares desde el 2010, operando mayormente entre 100 y 120 dólares.

El precio del 'fracking'

El problema para el 'fracking' radica en que la producción de petróleo a través de este método cae más rápido que utilizando medios convencionales. La Agencia Internacional de la Energía calcula que se necesitan 2.500 pozos nuevos al año solo para mantener la producción de 1 millón de barriles al año en el yacimiento de Bakken, en Dakota del Norte. En comparación, en Iraq apenas se necesitan 60 pozos para obtener los mismos resultados.

Los pozos de gas pizarra reducen su producción entre un 60 y un 70% solo el primer año, mientras que los pozos tradicionales la reducen un 55% en los dos primeros años. Estas estimaciones de Drillinginfo muestran como las empresas se ven continuamente obligadas a reinvertir en nuevos pozos para mantener la producción.

Además, extraer petróleo con este técnica sigue siendo más caro. Por ejemplo, en Iraq el coste del barril de petróleo para las empresas ronda los 20 dólares. Sin embargo, el punto de equilibrio para obtener beneficios en EEUU con petróleo proveniente del fracking está estimado entre 60 y 80 dólares el barril, según la AIE.

FUENTE: EL ECONOMISTA.ES-REUTERS-13/10/14

VIDEO

GASLAND - LA TIERRA DEL GAS (Subtitulado) YOU TUBE

https://www.youtube.com/watch?v=yH3HxJXHO2A

El mismo video está aquí:

Gas Land - La Tierra del Gas(Sub Español) VIMEO

http://vimeo.com/75524062

viernes, 9 de enero de 2015

1429 - "CHARLIE HEBDO" Y SUS VALIENTES ARTISTAS



LA FATWA

Por IGNACIO CAMACHO

Los dibujantes de «Charlie Hebdo» son hoy el símbolo de una civilización amenazada. Mártires de la libertad.

Hay una guerra y la podemos perder porque nosotros dudamos y ellos no. Nosotros y ellos, sí. Nosotros: los europeos, los occidentales, los partidarios –religiosos o laicos– de organizarnos en democracia y vivir en libertad. Ellos: los integristas islámicos, los fanáticos del Corán y su yihad que crecen y se multiplican en las sociedades libres aprovechando su flexibilidad multicultural. Ellos no dudan, no tienen mala conciencia, no ofrecen fisuras en su designio de combate y exterminio contra el infiel. Nosotros sentimos complejo de culpa, remordimientos por nuestro modelo de vida, tormentos relativistas sobre nuestra superioridad moral. Ellos hacen la guerra por todos los medios y nosotros nos negamos a admitir siquiera que la guerra existe. Ellos atacan y nosotros no nos defendemos. Ellos nos odian a nosotros y nosotros… a menudo nos odiamos a nosotros mismos.

No ganaremos esa guerra en primer lugar hasta que no la aceptemos como desafío, y en segundo hasta que perdamos el complejo de culpa por proteger la libertad. Hasta que entendamos que el problema no es de los defectos de nuestra civilización sino de quienes viviendo en ella se niegan a integrarse en sus valores de respeto y convivencia. No ganaremos mientras no nos sintamos seguros de nuestro orden ético y político. No ganaremos mientras no identifiquemos a los enemigos como tales. No ganaremos mientras no dejemos de titubear.

Cuando cayeron las Torres Gemelas, muchos de entre nosotros pensaron y dijeron que en el fondo era más o menos culpa nuestra. Desde entonces han caído otras torres simbólicas: en el metro de Londres, en los trenes de Atocha, en Canadá, en el Cairo, en Siria, en Irak. Y ayer en París y mañana quién sabe dónde. Y una parte significativa de la opinión pública occidental sigue pensando, por buenismo o por corrección política, que esas tragedias son el fruto de nuestros errores y que somos nosotros quienes debemos cambiar. Y todavía en Europa domina la idea de que es un problema más grave la islamofobia que el islamismo. Y cuando la barbarie medieval enseña con feroz orgullo las cabezas recién cortadas nos preguntamos en qué nos estamos equivocando y qué hemos hecho mal. Pues es sencillo: nos hemos equivocado al no entender que vienen a por nosotros y que nos tenemos que defender.

Los dibujantes de «Charlie Hebdo», un grupo de estrafalarios izquierdistas y de ácratas iconoclastas, son hoy el símbolo involuntario de una civilización amenazada. De la Atenas del siglo XXI. Ellos se rebelaron contra el silencio siniestro de la fatwa en nombre de los principios democráticos y lo han pagado con su vida; son los mártires del espacio sagrado de la libertad y la memoria de su coraje es la garantía de nuestro futuro. Enmudecerla, esconderla o relativizarla por miedo es una ignominia pero tiene sentido. Lo que carece de nombre es hacerlo por pura imbecilidad.

FUENTE: ABC.ES-FATWA-CAMACHO-09/01/15

REFLEXIÓN:

La primera fatwa de nuestra época en Occidente fue decretada por Khomeini cuando se publicó el libro "Versos Satánicos", de Salman Rushdie, quien al conocer que su vida estaba en peligro se escondió. Aunque aparentemente ella fue posteriormente levantada por otros, al morir Khomeini la fatwa -según la ley musulmana- sigue en pie y Rushdie se cuida.

La particularidad del caso de los artistas de la revista satírica "Charlie" es que sabían que estaban amenazados pero tuvieron el coraje de ATREVERSE a seguir publicando sus dibujos, a pesar de que la amenaza era real y factible de ser llevada a cabo en un país donde hay más de siete millones de musulmanes.

Son incontables los casos de individuos con alguna o ninguna prensa que se atreven a ser libres y disentir en países donde esa osadía se paga con la cárcel, castigos o directamente con la muerte. Y son muchos. El derecho a ser libre, a sentirse libre, a actuar con libertad en su profesión o en su vida privada es tan viejo como la historia del hombre. No todos se atreven y esos no cambian la historia, la historia cambia por los que se atreven.

Y es posible que estos sucesos cambien la historia de los musulmanes de Europa, que bien lo necesita. Porque no es posible que la amenaza de muerte impida que algunos individuos hagan lo que en sus países no está penado porque eso está castigado por la religión o cultura de otros países. Es inadmisible.

Sin duda que estos artistas tuvieron un coraje extraordinario, confiaron que estarían protegidos y corrieron el riesgo de seguir publicando lo que los hacía sentirse libres, con sentido del humor y sin obedecer a los mandatos de una religión e ideología que dice que con ella no se juega.

Estos dibujantes caricaturistas son verdaderos héroes, son los que han puesto un punto final a las exigencias de los musulmanes fanáticos que consiguen que por miedo todo les sea concedido. Comidas especiales, ocupar las calles ilegalmente, el sonoro llamado a la oración del muecín cinco veces al día, vestimenta que oculta la identidad, en fin, particularidades de una cultura y religión que no tiene por qué ser impuesta fuera de los países musulmanes.

En las cárceles estadounidenses tienen tantas ventajas que los presos se convierten al islam sólo para gozar de ellas y cuando salen de prisión dejan de serlo. Si no se contrata a un musulmán hacen juicios por discriminación inclusive cuando no son, por razones religiosas, aptos para el trabajo. Por ejemplo, casas de comidas donde se manipula cerdo o alcohol. Es increíble lo que han conseguido con nuestras leyes y el miedo a una represalia o a un juicio que muchos no pueden afrontar. Inclusive cuando no hay reciprocidad con nuestras leyes en países musulmanes donde los "infieles" son perseguidos y sus iglesias destrozadas.

Lo más destacable ha sido la reacción de los franceses, no hay odio generalizado, hay racionalidad, así como hay carteles que dicen "Yo soy Charlie", también los hay que dicen "Yo soy Ahmed", una forma  civilizada de reaccionar ante la criminalidad de estos asesinatos. No todo musulmán es un asesino, ni todo francés está dispuesto a perder su capacidad de reaccionar civilizadamente.

Me parece que eso nos enseña a todos que los primeros que pierden con estos actos propios de bárbaros son los mismos musulmanes que fueron a buscar en Europa la libertad y futuro que no tenían en sus países de origen y que no merecen estar todos en la misma bolsa. Ellos pueden ser ahora víctimas de inmerecida islamofobia, cuando uno de los criminales declaró que todos pertenecían a Al-Qaeda. ¿Que tienen que ver el resto de los musulmanes europeos? Un llamado de atención es el silencio en el que ese resto se acoge, un importante silencio. Y me refiero no a sus líderes, que prontamente condenaron los atentados, sino a la gente. Ellos también tiene miedo.

De todas formas es hora que los musulmanes se integren a Occidente o vuelvan a sus países que quizá nunca debieron abandonar si no podían integrarse a otra cultura. Sus descendientes no conocen la verdad de los países de sus ancestros, quizá no soportarían esa vida, esa cultura de la que huyeron sus antepasados.

Pero se debe comenzar por algo y lo importante es no ceder ante las exigencias de una población que si quiere vivir su cultura tiene el derecho de irse, nadie se lo impedirá, pero si se queda debe abandonar muchas costumbres que en Occidente son directamente ilegales. Deben cumplir con la ley del país que los cobija, "su" país, pero con sus leyes. O abandonarlo.

Ese es el error de Occidente, haber cedido ante las amenazas de represalias, haber desestimado su derecho a hacer cumplir sus leyes. Cuando se dice que esto que ocurrió es un crimen "pero" esgrimen cualquier argumento que no tenga a sus leyes como una obligación de sus ciudadanos, se las está ignorando. Un crimen según la ley de Occidente es un crimen y nada lo atenúa. Puede que no lo sea en países árabes donde la ley no lo pena, pero esa es otra cuestión.

Hay más de siete millones de musulmanes nacidos en Francia, es hora que se decidan a ser franceses y adaptarse a sus leyes o elegir vivir en los países donde su cultura está por encima de la de su lugar de nacimiento.

Estos hombres que se sacrificaron por su derecho a describir su visión del islamismo fanático con humor, merecen haber dado el primer paso para un cambio de actitud o su cultura finalmente desaparecerá, no por otra mejor, sin duda.

ANA

¡BÁRBAROS!

INFOBAE - Jueves 08 de enero 2015

Mil latigazos y 10 años de prisión: la condena de Arabia Saudita a un bloguero por "insultar al islam"

martes, 6 de enero de 2015

1428 - EL DESTINO DEL PUEBLO IRANÍ EN MALAS MANOS


IRÁN Y LAS LIBERTADES INDIVIDUALES

EDITORIAL II DE "LA NACIÓN"

El amplio triunfo electoral del presidente de Irán, Hasan Rouhani, que el año pasado hizo su campaña proyectando una imagen de moderación y reformismo, alentó algunas ilusiones en el sentido de que el escaso margen de libertad del que gozan los iraníes podría ampliarse y sus derechos humanos, frecuentemente violados, comenzarían a respetarse.

Lamentablemente, no ha sido así. Las libertades de los iraníes siguen estando restringidas. Muy particularmente, la libertad de expresión, de la que normalmente depende la vigencia y defensa de todas las demás.

El lamentable caso del corresponsal del diario norteamericano Washington Post Jason Rezaian así lo testimonia. En julio pasado, Rezaian fue arrestado sorpresivamente junto con su esposa, Yeganeh Salehi, y enviados ambos a la terrible prisión de Evin, aquella que está reservada para los mayores enemigos del régimen teocrático.

Allí ha estado desde entonces, en confinamiento solitario, en una celda sin cama. La razón de su detención no se conoce específicamente, desde que sólo se lo acusa, genéricamente, de violar la seguridad del Estado iraní, sin otras explicaciones.

Ese corresponsal no es, sin embargo, el único periodista que ha sido tratado por las autoridades iraníes con una cuota de violencia inusitada. Cabe recordar el caso de la periodista y fotógrafa canadiense Zahra Kazemi, que fue golpeada hasta morir en la citada prisión, y el del periodista Maziar Bahari, también ciudadano canadiense, que trabaja para la revista Newsweek, que fue torturado, también en la cárcel de Evin.

Parece evidente que, más allá de la retórica fácil, las cosas no han cambiado un ápice en Irán. Los derechos humanos son vulnerados abiertamente y las libertades, queda visto, se cercenan sin miramientos. El propio presidente Rouhani parece no preocuparse demasiado por todo esto, atento a que ha designado nada menos que a Mostafa Pourmohammadi ministro de Justicia, quien hasta no hace mucho fue el segundo en la jerarquía de los duros servicios de seguridad de Irán cuando, a fines de la década de los 80, miles de prisioneros políticos fueron ejecutados, una credencial absolutamente nefasta que por sí sola debería haberlo alejado de la posibilidad de acceder a la cartera de Justicia.

Cuando el mundo sigue confiando en poder alcanzar una solución satisfactoria en las negociaciones vinculadas con el peligroso programa nuclear iraní, todo lo dicho no ayuda a alimentar esperanzas de una normalización en Irán.

FUENTE: LA NACIÓN - EDITORIAL II - 05/01/15

REFLEXIÓN:

Esta relación del mundo con Irán es pura política, un diálogo entre diferentes donde un régimen perverso miente y el resto de sus interlocutores quiere creer que dice la verdad. No hay nada que indique que es democrático y respetuoso de los derechos humanos. No es solamente la libertad de expresión la que es vulnerada, sus métodos para aplicar sanciones a los homosexuales, que son ahorcados sumariamente, lo mismo que los supuestos adúlteros, encarcelamiento, latigazos y torturas a quienes critican al gobierno lo señalan como un régimen primitivo, incompatible con la modernidad.

¿Por qué creer que no tiene ambiciones de desarrollar poder nuclear militar si todo indica que oculta información a los inspectores enviados por la ONU? Si no estuviera trabajando en ello permitiría que todas sus instalaciones fueran visitadas, pero la información que se recibe es que lo impide y sigue adelante con sus planes.

Los iraníes son persas y musulmanes chiítas, el resto de los países a su alrededor son árabes y musulmanes sunitas, y ambas sectas siguen librando una larga lucha que nunca terminará. No es sólo Occidente quien se preocupa, todos sus vecinos le temen y nadie se siente seguro si Irán logra tener poder nuclear con fines bélicos.

Sin embargo, siguen las conversaciones para detener su programa nuclear mientras que, al mismo tiempo que se le aplican sanciones económicas, se sigue comerciando con él. Así no se progresa en la búsqueda de una solución que calme a todos.

Irán tiene un gobierno teocrático que sabe manejarse diplomáticamente y sostiene a un régimen como el de Assad en Siria, también de una secta ligada al chiísmo, el alawismo. También arma a otros grupos fanáticos de cualquier secta, son compañeros de ruta en su lucha contra Occidente y sus aliados.

El diálogo con Irán no ha conducido a resolver ninguno de los problemas que tiene Medio Oriente, se intenta que sea parte de la solución aunque se sabe bien que en realidad colabora para que la violencia sea la forma en que la región se mantenga en estado de ebullición permanente.

Irán está pescando en río revuelto, porque los sunitas se matan entre sí, moderados contra fanáticos, y esta tragedia se desarrolla ante nuestros ojos sin que se encuentre la forma de detener las matanzas.

Pura política que no obtiene ningún resultado, mientras el pueblo iraní padece y muere pidiendo auxilio sin que sus ruegos sean escuchados. Hay una deuda pendiente con este pueblo inteligente con un destino no deseado: del Sha directo a un régimen teocrático y siempre la violencia controlando sus vidas.

ANA


sábado, 3 de enero de 2015

1427 - MÉDICOS - SIRIA E ISRAEL: PARA EMPEZAR EL 2015 CON BUENA ONDA



La mayoría de los pacientes tratados en Israel reanuda la lucha cuando vuelve a Siria

(Como se ve, en la foto se debe ocultar la cara del paciente, para su protección. ¡Como si hubiera sido salvado por los marcianos!

DEBAJO DEL RADAR. LOS HERIDOS SIRIOS A QUIENES ISRAEL LES SALVA LA VIDA

Con un papel en sus manos o con datos médicos que murmuran en sus labios llegan, a Israel,  los heridos de la Guerra Civil  para recibir tratamiento médico que salven sus vidas. “Cuando los recibimos, continuamos desde el punto en el que quedaron en Siria. Todo para salvar vidas”.

La Guerra Civil, que tiene lugar en Siria en los últimos tres años, llevó a muchos heridos a hospitales de Israel y logró tejer no poca cooperación entre médicos sirios e israelíes. Bajo fuego, logran los médicos sirios ofrecer tratamientos a los heridos y salvar, incluso,  sus vidas. Sin embargo, no siempre los medios a su disposición son suficientes, y así son trasladados algunos de los heridos a Israel, donde reciben la atención completa.

El caso de A, de solo 9 años, enseña mucho sobre la cooperación entre estados hostiles. Hace algunas semanas, el niño resultó herido de gravedad en su pierna izquierda después de, según parece, pisar una mina. A eso se le sumó las heridas de esquirlas en todo su cuerpo. Fue internado, durante algunos días, en un hospital de Siria, donde los médicos trataron sus heridas más complicadas y le quitaron la mayor parte de las esquirlas, aunque su pierna izquierda no sanó y comenzó a hincharse. Los médicos no lograron intervenirlo. Al principio, los médicos del pequeño A, pensaron que se trataba de una infección que pasaría con un tratamiento de antibióticos. Pero, en lugar de una mejoría en su situación, empeoró hasta que el equipo entendió que no se trataba de una infección sino de un derrame o algo relacionado. Los médicos resolvieron una atención provisoria y recomendaron, al niño y su madre, pasar a Israel donde, en su opinión, el tratamiento médico sería mejor. De allí, la madre fue hasta la frontera junto a su hijo, a donde solicitó pasar para salvar la vida de su hijo. Ambos lograron ingresar al país vecino para ser trasladados al Hospital Rambam en Haifa, mientras la herida del pequeño A, era grave. En una cirugía, que se prolongó por tres horas, lograron trasplantar una vena de su pierna derecha, en lugar de la quebrada arteria de la pierna izquierda de A. “En la arteria de la pierna izquierda faltaban unos siete centímetros”. Algunos días después de la intervención quirúrgica, durante el cual A permaneció internado en el Departamento de Cirugía Pediátrica, fue dado de alta. Los médicos, testigos de la grave situación del niño a su llegada a Ramban, lograron la plena recuperación de la pierna. Incluso creen que volverá a su estado normal.

“Transmiten toda la información relevante en forma oral”

“A” es uno de los casos más interesantes de entre los muchos heridos sirios que llegan a Israel”, afirman en Ramban. Sin mantener relaciones diplomáticas con Siria, los hospitales sirios transfieren pacientes “por debajo del radar” hacia Israel. Por razones obvias, no pueden hacerlo en forma regular, con una derivación y carpeta médica, pero el hecho que en Israel sean atendidos heridos sirios es al servicio de la conciencia de los médicos, más allá de la frontera. Cuando tienen en sus manos un paciente, que saben que puede ser mejor atendido en Israel, instruyen a la familia para llegar a la frontera y transmiten toda la información médica relevante en forma oral, a través de los acompañantes. Cuando se reciben esos pacientes, solo se continúa desde el punto en que se dejó en Siria. Todo con un único objetivo: salvar vidas.

Se trata de un fenómeno vinculado a otros aislados, de entre cientos de heridos que llegaron para su atención en Israel, pero es absolutamente conocido por los equipos médicos de los hospitales del norte.

Hace poco tiempo, fue intervenido un joven, de 19 años, que llegó desde Siria con heridas de esquirlas, también un paciente transferido desde un hospital sirio para su atención en Israel. Por la noche, llegaron dos civiles sirios, de 30 y 36 años, para recibir tratamiento médico en el hospital Poria. Ambos arribaron al hospital con trozos de papel en sus manos, que lograron traer de sus médicos sirios. Allí se detalla la atención recibida para continuar en Israel.

Hace poco fue dado de alta un niño de 11 años en Ramban, que llegara al hospital después de padecer varias heridas en todo su sistema durante la Guerra Civil. Durante ocho horas fue intervenido, por un equipo interdisciplinario, conformado por oftalmólogo, cirujanos, plástico y más. Los médicos lograron estabilizar al niño pero no así la visión. El niño permaneció en terapia intensiva por varios días y luego pasó al Departamento de Cirugía infantil. Debido a la ausencia de familiares a su lado, fue acompañado por voluntarios de organizaciones diversas de la zona de Haifa que permanecieron, junto a él durante su internación en Rambam. Al mejorar su estado, fue dado de alta y trasladado a Siria por las FDI.

En estos días, en Rambam permanecen internados cuatro pacientes sirios, tres de ellos niños. Desde que comenzaron a recibir pacientes sirios en Israel, llegaron a Ramban 99 heridos, la mayor parte en estado grave que recibieron atención en Israel.

FUENTE: CIDIPÀL-16/12/14-DEBAJO DEL RADAR

REFLEXIÓN:

Estas prácticas son habituales, tanto en tiempos de guerra como de paz, pero siempre conmueven y nos recuerdan a todos el valor de la vida por sobre cualquier diferencia.

Ni la política ni la barrera del idioma es obstáculo para que los heridos sean atendidos y curados, puedo imaginar el cuidado con que son tratados, porque los que llegan a Israel son los que no han podido curar los médicos sirios. Cuando los médicos israelíes los reciben saben que no será fácil ni barato sacarlos adelante.

¿Nos hemos puesto a pensar sobre la responsabilidad que deben sentir los profesionales, el desafío de poner todo su potencial médico, aparatos, material descartable, hotelería para no contraer una infección hospitalaria, y luchar contra el problema de la comunicación?

Y después de tanto esfuerzo deben devolverlos a Siria... ¿qué sentirán? Porque de alguna manera se ama lo que se cuida, aquello a lo que hemos dedicado nuestras horas, nuestro trabajo, pasa a ser algo más importante que aquello con lo que no se ha tenido un contacto directo. Sin embargo, tienen que dejarlos ir pensando si tanta dedicación habrá servido para que puedan sobrevivir en un país en guerra y si su esfuerzo ha sido en vano.

Para los sirios que han vivido la experiencia de ser salvados en Israel y ser tratados como a cualquier paciente israelí, compartiendo una sala -durmiendo sin temor al lado de su "enemigo"- quizá su actitud hacia Israel y los israelíes haya cambiado, pero no lo podrán decir a su regreso. No son sólo pacientes desesperados, son observadores de primera mano. Así son las cosas con Israel, que no cambia su política porque no pretende reconocimiento alguno. Hace lo que tiene que hacer.

Los médicos de ambos lados de la frontera no hacen política, salvan vidas, para eso se prepararon, el idioma de ellos es universal y es maravilloso, salvo algunas vergonzosas excepciones, que no voy a recordar aquí.

En todo el mundo los titulares atraen a los lectores cuando se dan malas noticias, catástrofes, accidentes, misteriosos asesinatos, esas son las que venden. Cuando se trata de Israel vende decir que "atacó" y cualquier otra noticia en su contra, si dan alguna noticia a su favor, dirán que es producto del "lobby judío". Así, es difícil encontrar la verdad en los medios de comunicación masiva.

¿Esto cambia lo que Israel hace? ¿Cambia su política? ¿Cambia su forma de ver el mundo? ¿Cambia su forma de verse a sí mismo? Parece que no, sigue defendiéndose cuando se harta y su cultura es la que rige su destino no lo que hacen los demás, que cambian según el poder de turno. No puede negarse que, aunque no compartamos su religión y muchos de sus mandatos, el cristianismo ha seguido sus pasos, ambas culturas han progresado, han avanzado. A pesar de sus pecados y fallas todavía algo de bueno deben estar ofreciendo a un mundo en crisis.

Y ésta ha sido una buena noticia para tener en cuenta y apreciarla, para empezar el año con una verdad incuestionable ¡y para variar! digo.

ANA

miércoles, 31 de diciembre de 2014

1426 - RECIBIENDO AL AÑO 2015




LIBERTAD, LIBERTAD, LIBERTAD

Nacemos libres, somos -como vulgarmente se dice- una hoja en blanco, pero naturalmente luchamos desde el primer instante por intentar hacer lo que queremos y gratificarnos, comer y dormir, pero nada está completo si no recibimos la caricia amorosa, los brazos que nos dan el calor imprescindible en el alma.

Una vez leí una historia que me hizo llorar. Un bebé abandonado fue enviado a un hogar donde recogían a niños en su condición. Lo alimentaban y cuidaban pero la salud del bebé se deterioraba cada día hasta que los médicos diagnosticaron que era irrecuperable, que iba a morir esa noche.

Las "damas de rosa" -así se las llama- decidieron que si iba a morir, no podía hacerlo en soledad, y acordaron que se turnarían toda la noche entre varias para tenerlo en brazos hasta su partida.

Parecía que ese era el final de su historia, pero no fue así. Día a día su salud mejoró hasta que se restableció. Era un ser especial que necesitaba algo más que comida para sobrevivir.

Creo que la libertad es al hombre como el amor era para ese bebé. ¿Cuántos mueren porque no pueden sobrevivir sin libertad?

Más, creo que una vida sin libertad no vale la pena. Sin embargo, nos educan para que aceptemos que nuestra libertad depende de la voluntad, designio y enseñanzas de "otros". No nos hacen mejores, nos hacen más dóciles y los mandatos que debemos obedecer no siempre son buenos y se va forjando nuestra personalidad desde el instante en que empezamos a ser verdaderamente personas. Ya no pensamos por nosotros mismos, nuestro pensamiento ya no es libre, ya no podemos elegir, han empezado a domesticarnos según el lugar, la cultura o la religión de quienes nos cuidan, nos aman y, también, nos esclavizan según lo que ellos creen es bueno para nosotros.

Para este 2015, deseo que seamos capaces de cuestionar todo lo que nos han enseñado sin que nos hayan pedido permiso. Que podamos volver a ser esa "hoja en blanco" y que la llenemos con pensamientos propios, que seamos capaces de ver la realidad tal como es, sin mandatos de nadie, que abramos bien los ojos y aprendamos de los mejores, de los que con su ejemplo nos guían hacia una vida más rica, más generosa, más productiva.

Nada se compara cuando la natural gratificación personal es un bien compartido con el resto de nuestros hermanos, la humanidad toda. Nada.

La esclavitud del pensamiento es la peor de las compañías aunque estemos acompañados por millones. Porque ese pensamiento de millones, enseñado, se enfrenta a otro también de millones, pero ninguno ha podido elegir en libertad.

Seamos capaces de ser libres, de elegir cada día, cada instante, qué es lo mejor para todos. No todos somos iguales, no por cómo lucimos, no por lo que sabemos, sino por lo que pensamos. Pensar libremente no debería ser un esfuerzo tan grande si no tuviéramos que desprendernos de todo lo malo aprendido.

Finalmente, pensar en libertad es descubrir, cada día, la maravilla de la vida cuando uno puede vivir en armonía con el resto de los seres humanos que hacen de su libertad una consigna para defender la libertad de los otros.

Si, creo que la libertad es la llave de la felicidad, aprenderíamos que si respetamos al otro y el otro nos respeta, no habría enfrentamientos inventados que nos separaran.

Parece difícil pero puede enseñarse en el hogar, en las escuelas, sólo es imprescindible darle a la libertad el valor que tiene y del que, a mi juicio, dependen todos los demás.

Seamos libres y ayudemos al "otro" a ser tan libre como nosotros. De eso debería tratarse toda la educación que recibimos para ser mejores personas y vivir en un mundo mucho mejor que el que hemos recibido.

¡Feliz 2015!

ANA

martes, 30 de diciembre de 2014

1425 - INCOHERENCIA PALESTINA


APOYA EL BOICOT CONTRA ISRAEL Y ESTUDIA EN UNIVERSIDAD ISRAELÍ

La verdad sobre el BDS (BOICOT, DESINVERSIÓN, SANCIONES)


Omar Barghouti es una de las figuras principales que impulsa el movimiento del BDS que llama al Boicot, la Desinversión y las Sanciones contra Israel. Omar Barghouti es considerado uno de los padres y líderes de este movimiento que ha tomado fuerza en Estados Unidos en los últimos años, por ser miembro del comité fundador de la Campaña Palestina para el Boicot Académico y Cultural de Israel (PACBI).

La hipocresía y falsedad de Barghouti no tienen límites. Mientras el movimiento que el propio Barghouti fundó llama al boicot académico de Israel, el propio Barghouti tiene una maestría en filosofía de la Universidad de Tel Aviv y actualmente está estudiando en la universidad para obtener un PhD. La Universidad de Tel Aviv es una universidad pública israelí apoyada en gran parte por el gobierno de Israel. Cuando Barghouti ha sido preguntado sobre esta ridícula contradicción se niega a contestar argumentando que sus estudios son “un tema personal”. Mientras Barghouti llama a los demás a boicotear las universidades y academia israelí, él mismo estudió y estudia en una universidad israelí.

Esta hipocresía contradictoria de Barghouti nos recuerda las acciones de otros líderes palestinos. Por ejemplo, el líder del movimiento terrorista Hamas en Gaza Ismail Khaniyeh ha liderado durante años la lucha armada contra Israel con frases como: “Nunca reconoceremos el gobierno usurpador sionista” y sin embargo, cuando su hija estuvo enferma no dudó en llevarla en un hospital israelí. Esta hipocresía se agrava aún más cuando tomamos en cuenta que el Hamas mismo evitó que palestinos heridos y enfermos llegaran al hospital de campo que estableció Israel en el paso fronterizo de Erez durante la operación Margen Protector.

Además de mostrarte la verdad sobre la hipocresía de Barghouti, es importante mostrar la verdad acerca del movimiento BDS que lidera. Mientras muchos en el mundo creen que apoyando el BDS colaborarán con llegar a una solución de paz con dos estados, la idea detrás del BDS no es la paz y la convivencia sino la desaparición por completo del estado de Israel.

El propio Barghouti admitió durante una conferencia con estudiantes en la Universidad de Ottawa:

“Yo no compro la solución de los dos estados. No sólo es pragmáticamente imposible sino también inmoral… El primer tema sería el derecho de retorno por lo que si los refugiados regresaran no podrías tener un estado palestino sino un estado palestino al lado de un estado palestino en vez de un estado palestino al lado de uno judío” (estas declaraciones puedes verlas en el siguiente video a partir del 1:02). (no se encuentra el video)

Además en una entrevista con la página web Electronic Intifada el 31 de Mayo de 2009 Barghouti dijo con claridad:

“No puedes reconciliar el derecho de retorno de los refugiados con una solución de dos estados… el retorno de los refugiados acabaría con la existencia de Israel como estado judío. El derecho de retorno es algo a lo que no se puede renunciar. Es inalienable”.

De esta forma reitera que lo que busca realmente es acabar con Israel.

Fuente:israelwtf.com

FUENTE: RADIO JAI-BOICOT CONTRA ISRAEL-29/12/14

REFLEXIÓN:

Esta no es una incoherencia más de un representante de los intelectuales palestinos, ¿para qué estudiar en una Universidad israelí si al mismo tiempo promueve que la boicoteen?

Él mismo dice que sabe que la solución de dos estados y el retorno es un oxímoron, pero estudia con los israelíes y se supone que debería estar aprendiendo a razonar y discutir con inteligencia y libertad de pensamiento. Y seguramente ha aprendido que se puede disentir como un paso previo a un pensamiento superador. Estudiar y aprender nos modifica, si no ¿para qué estudiar si sostenemos las mismas ideas que tuvimos antes del aprendizaje?

Todo el tiempo leemos que el liderazgo palestino quiere la paz con Israel, pero no se sienta a discutir la forma de llegar a ella. Niegan ser una conducción combativa, intolerante y enemiga de Israel, que sólo quiere un estado propio, pero no reconoce a Israel como estado judío y premia a quienes cometen atentados, los ensalza y sostiene económicamente -lo mismo que a sus familiares- cuando son encarcelados.

Todo es posible en la dimensión de un pueblo mal conducido y ¿cómo no si este hombre educado, que convive con israelíes en los claustros, se supone que en los cafés de Tel Aviv, que tiene la posibilidad de revisar lo que aprendió desde que nació, no le sirvió para actuar con racionalidad y también coherencia?

Los israelíes siempre nos sorprenden con sus logros, parece increíble que un territorio tan pequeño albergue tanta innovación en todos los órdenes, flores, bosques, criaderos de peces en el desierto, cada problema es un desafío para un pueblo luchador que no baja los brazos ante tanta estupidez que, como esta noticia, ya ha dejado de sorprendernos. Decir que sus estudios es un tema personal -lo que implica que no modifica sus convicciones políticas- es irracional, un absurdo, todos estudiamos para superar nuestras limitaciones personales, también nuestras ideas políticas...

El tiempo pasa y la grieta con sus vecinos es cada vez más grande, sin embargo y como todo en esta vida, siempre habrá de ambos lados quienes construyan los puentes que serán transitados hasta encontrar una paz inteligente y posible. Sólo se necesita coherencia que, como lo estamos comprobando en este caso, no tiene nada que ver con la capacidad de pensar a la luz de lo aprendido. Memorizar, pasar un examen, no es suficiente si no modifica nuestro pensamiento, sólo sirve para enmarcar un título universitario como si fuera una joya, pero sin valor alguno.

ANA

sábado, 27 de diciembre de 2014

1424 - LA TORTURA - POLÍTICA EXTERIOR, 2005


En el pasado, Estados Unidos siempre denunció la tortura. Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 circularon propuestas en la administración Bush para autorizarla. ¿Cuáles son las razones de esa marcha atrás, jurídica y moral?

SOBRE LA TORTURA

Por WILLIAM PFAFF


El sencillo pero esencial motivo para la tensión existente hoy entre Estados Unidos y Europa occidental es que las afirmaciones norteamericanas sobre la amenaza terrorista les parecen a los euro­peos exageradas, su reacción desproporcionada y el utopismo de sus objetivos nacionales declarados, inquietante. Ambición y falta de realismo recuerdan a la utopía que caracterizó los grandes movimientos ideológicos del siglo pasado, uno de los cuales prometía una sociedad donde el gobierno se diluía como algo innecesario, y el otro un Reich milenario integrado por una raza superior de hombres y mujeres. La utopía norteamericana es la democracia universal que lleve a la paz mundial. Sin embargo, resulta inquietante que esta búsqueda permanente de paz se haya realizado hasta el momento mediante la intervención militar, la guerra agresiva y la tortura.

La política norteamericana en Irak es rechazada por la mayoría de los gobiernos y la ciudadanía europeos, porque parece desproporcionada, irrelevante para su supuesto objetivo y perversa en sus consecuencias, al intensificar un choque entre las potencias occidentales y el islam. La insistencia norteamericana en que el 11 de septiembre de 2001 fue el acontecimiento definitorio de la era, después del cual “nada podía ser igual”, se considera exagerada.

Parece justo decir que la mayoría de los europeos tiende a pensar que las circunstancias internacionales, al igual que la condición humana básica, son prácticamente las mismas de siempre. Es Estados Unidos quien ha cambiado. Le molesta que la elite norteamericana parezca incapaz de entenderlo.

Para un norteamericano, los aspectos más perturbadores de la conducta de la administración de George W. Bush durante los últimos cuatro años han sido su hostilidad hacia el Derecho internacional y el repudio a las obligaciones de diversos tratados por considerarlas irreconciliables con la soberanía nacional absoluta de EEUU u obstáculos para su política exterior. Se hizo gala de ello desde el principio. De hecho, incluso antes de que la administración Bush tomara posesión, el departamento de Defensa se había opuesto con firmeza a la Corte Penal Internacional. Incluso entonces era difícil interpretar la postura del Pentágono como distinta a una declaración implícita de que la actual doctrina militar incluía opciones que po­dían invitar a la condena según el Derecho internacional. No obstante, la administración de Bill Clinton firmó el tratado fundador de la Corte. La administración Bush retiró la firma poco después de llegar al poder.


Tras el 11-S circularon propuestas en el gobierno para autorizar la tortura, incluso antes de que hubiese alguien a quien torturar. El departamento de Justicia redactó memorandos sobre cómo proteger a los miembros del ejército y a los servicios de espionaje norteamericano de la posibilidad de ser juzgados según la ley vigente en EEUU por su trato a los prisioneros afganos y otros. En la guerra de Afganistán, la administración Bush envió sumariamente a prisioneros fuera del país, en especial a la base de Guantánamo en Cuba, sin una evaluación adecuada de sus casos y obviando los acuerdos de la convención de Ginebra, suscrita por Estados Unidos, relativa a los prisioneros de guerra. La normativa del ejército de EEUU sobre el trato a prisioneros de guerra se pasó por alto ya que estas personas se consideraban, según la definición presidencial, “combatientes enemigos”, y no prisioneros de guerra.

Las normas norteamericanas, que exigen una presentación oportuna de cargos y una adjudicación imparcial, fueron ignoradas entonces, y siguen siéndolo ahora. Aunque el incumplimiento del Derecho internacional y del Derecho militar y constitucional norteamericano se reconocía en general, hubo escasas protestas en la prensa y ninguna oposición efectiva por parte de los líderes del Partido Demócrata. Por tanto, la responsabilidad por lo ocurrido reside en los dos partidos.

La administración Bush se quejó de que los tratados y las convenciones internacionales eran obstáculos para su determinación de arrestar y retener a personas en cárceles secretas, declararlos carentes de derechos legales, aunque fueran ciudadanos norteamericanos, interrogarlos mediante torturas y retenerlos indefinidamente, como ha sido la práctica desde entonces. La encarcelación en el campo de prisioneros de Guantánamo y en “instalaciones de retención” secretas en otras ubicaciones extranjeras creadas desde 2001 constituye un sistema que guarda un evidente, si no perturbador, parecido –especialmente en el deliberado aislamiento de los prisioneros y de las garantías constitucionales norteamericanas– con las prácticas nazis y soviéticas durante las décadas totalitarias.

Los afganos y otros prisioneros de la “guerra contra el terrorismo” han sido trasladados a terceros países. Cuando en 2002 se supo todo esto, se informó a los periodistas –con una sonrisa y un guiño– de que la razón era que allí podían ser torturados. Esto se confirmó unos dos años y medio más tarde, cuando la práctica conocida como “entrega”, que significa el traslado clandestino (ilegal según el Derecho internacional) de prisioneros a jurisdicciones extranjeras, fue reconocida oficialmente. El gobierno de EEUU afirma que con la entrega exige y recibe una garantía verbal de que la persona no será torturada. Ésta es una formalidad entre profesionales, ya que no existe ningún otro motivo para la entrega.

Al principio de la denominada guerra contra el terrorismo, reinaba en la Casa Blanca una ansiedad por cómo proteger a Bush y a los miembros de su gabinete de las consecuencias legales de ordenar, autorizar o permitir deliberadamente la tortura de personas bajo su control, aunque estuviesen técnicamente fuera de la jurisdicción legal norteamericana. La cuestión planteada a los abogados del gobierno era cómo podían el presidente y los demás cometer crímenes de guerra y no ser responsables de ellos. En febrero de 2002, el presidente recibió de su asesor legal en la Casa Blanca, Alberto R. Gonzales, ahora fiscal general, la opinión de que no está limitado por las leyes de EEUU o por compromisos internacionales que prohíban las torturas, y que los norteamericanos que las cometan bajo su autoridad no pueden ser procesados por el departamento de Justicia. Esta opinión se apoya en el argumento de que las cuestiones de seguridad nacional están por encima de la ley norteamericana y de los tratados internacionales. Como ha manifestado uno de los abogados castrenses que participaron en estas conversaciones, fue una afirmación de “poder presidencial en su momento más álgido”.

Unas investigaciones realizadas en 2004 determinaron que algunos interrogadores norteamericanos que torturaron a detenidos iraquíes en la cárcel de Abu Ghraib creían, con razón, que sus acciones habían sido autorizadas por un memorándum del general Ricardo S. Sánchez, en el que se aprobaban técnicas como encapucharlos, imponerles “posturas de estrés” y utilizar perros para inspirarles miedo, aunque estos métodos violan claramente las convenciones de Ginebra. Fueron sancionados por el equipo legal del general Sánchez “utilizando razonamientos del memorándum del presidente del 7 de febrero de 2002”, que determinaba que las convenciones debían dejarse de lado con personas consideradas “combatientes ilegales”. Todo esto se está impugnando ahora ante los tribunales norteamericanos.

En el transcurso de estas deliberaciones, Gonzales encargó un memorándum al departamento de Justicia en el verano de 2002, que confirmaba el derecho del presidente a ordenar la tortura de “detenidos” y redefinía la propia tortura, de forma que el dolor que no implicara fallo orgánico, muerte o daños psicológicos permanentes no fuera clasificado como tal. Según un informe (publicado por Newsweek) el memorándum fue escrito después de una reunión convocada por Gonzales, en la que se debatieron y aprobaron prácticas concretas de tortura.

Sobre el terreno se descubrió el problema táctico de qué hacer cuando las cosas se torcían y a los torturadores se les moría un hombre o una mujer (parece que algunas mujeres también han sufrido torturas). Al menos en un caso en Irak, se dejó a la improvisación, lo que significó sacar el cadáver, desprovisto de elementos de identificación, de la cárcel de Abu Ghraib para deshacerse de él en otro lugar.

Ha habido objeciones a todo esto. El FBI, los propios asesores jurídicos de las fuerzas armadas, asociaciones de abogados y otros grupos legales civiles han protestado, al igual que lo han hecho funcionarios de los servicios de espionaje retirados. La administración Bush ha negado en varias ocasiones que haya autorizado las torturas, como ocurrió recientemente cuando el informe anual de derechos humanos del departamento de Estado, publicado a principios de este año, criticaba la tortura en varios países, entre ellos Egipto, Siria y otros lugares donde EEUU ha “entregado” a prisioneros, sin permitirles el acceso al Comité Internacional de la Cruz Roja, como está obligado formalmente a hacer.

Intimidar a la población

En el pasado, EEUU siempre ha denunciado la tortura, reconociendo que sus costes indirectos son enormes por sus repercusiones en la reputación nacional, su alienación de la opinión aliada e internacional, y su corrupción de la moral y la ética de los servicios militares y de espionaje norte­americanos. ¿Por qué continúa? El argumento oficial o semioficial es la conveniencia, pero resulta poco convincente. La opinión universal en los círculos de inteligencia y operaciones encubiertas es que más bien resulta inútil. Aunque tengas una figura clave que posee información útil y finalmente consigas que te cuente lo que quieres oír, ¿qué beneficio aporta?

¿Es realmente cierto? ¿Es simplemente que el torturador ha transmitido a la víctima que ésa es la respuesta que quiere oír? Aunque sea verdad, ¿sigue resultando útil? Toda organización de resistencia o clandestina trabaja con un sistema de válvulas que limita lo que sabe cualquier individuo, y advierte a todos los demás que cancelen planes, reuniones y guaridas cuando cae un prisionero.

La amplia mayoría de los que están en prisiones iraquíes parecen haber sido detenidos porque estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado, o tenían un nombre parecido al de otra persona, o su nombre, después de ser traducido del árabe al inglés en transcripciones y traducciones, le pareció sospechoso a un norteamericano sin conocimientos de árabe ni sobre Irak, o estaban emparentados con alguien cuyo nombre figuraba en una lista de EEUU. Fueron torturados porque se había convertido en una práctica. A lo mejor sabían algo. Además, el maltrato generalizado a los cautivos se consideraba útil para propagar la consternación, la desorientación y el temor entre quienes se resistían a la ocupación. Cuando los altos mandos se quejaban de que no estaban recibiendo suficiente información, en ocasiones se volvía a torturar a los mismos prisioneros.

El terrorismo y la guerra de guerrillas desmoralizan a los ejércitos porque son impredecibles y carecen de reglas. No existe un modo fiable de reconocer al enemigo, ni una estructura sobre qué está permitido y qué no, e invitan a atrocidades recíprocas, violencia indiscriminada y asesinatos colaterales de civiles.

La defensa psicológica de los soldados contra todo eso es deshumanizar mentalmente a los civiles enemigos además de a los combatientes del otro bando. La generalización de la tortura en la denominada guerra contra el terrorismo se ha visto facilitada porque las autoridades norteamericanas han deshumanizado al enemigo. Éste es el mensaje que soldados (y civiles) han recibido desde lo alto de la cadena de mando, que llega hasta el mismísimo Pentágono y la Casa Blanca. Los que se oponen a EEUU en Irak y otros lugares deben ser asesinados, ha dicho repetidamente el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld. No habla de derrotarles, y mucho menos (como con los británicos en el sur de Irak) de negociar con ellos.

Se ha utilizado un mensaje deshumanizador para describir a todos los que se oponen a EEUU. El efecto acumulativo de ello ha sido transmitir a las tropas norteamericanas que no sólo se han suspendido (o limitado de forma crucial) las normas internacionales y nacionales en la guerra contra el terrorismo, sino que las reglas religiosas y laicas de conducta civilizada comúnmente aceptadas ya no son procedentes.

La administración Bush creó un estado de excepción y una forma de conducta hostil hacia las normas tradicionales de comportamiento militar, e inspiró actitudes de desprecio y miedo hacia los iraquíes, los afganos, y otros “terroristas” islamistas, que abrieron el camino a las atrocidades, el sadismo autorizado y la crueldad gratuita, siempre cerca de la superficie del conflicto. La guerra es atroz, pero la guerra de guerrillas y el terrorismo son lo peor de todo. La gente que lucha contra ellas sólo puede mantener el norte si la estructura moral de su propio ejército permanece intacta. Podía pensarse que los norteamericanos lo habían aprendido en Vietnam.

Si se busca una explicación mundana y utilitarista para la tortura, la más plausible es que la administración Bush haya estado torturando a prisioneros debido a su simbolismo. La tortura tenía por objeto provocar lo que, en el asalto militar a Irak, se denominó “sobresalto y pavor”. Su intención era intimidar. Haremos todas estas cosas terribles para demostrar que nada nos impedirá derrotar a nuestros enemigos. Somos indiferentes a la opinión mundial. Nada nos detendrá.

En ese sentido es como el alarde inicial de blindaje y potencia de fuego deliberadamente indiscriminada que tuvo lugar la noche de la toma de Bagdad, y un año y medio después, el ataque al bastión insurgente de Faluya, una ciudad de 600.000 habitantes donde poco quedó en pie. Ambas fueron operaciones fundamentalmente simbólicas. Las tropas iraquíes que quedaban en Bagdad, al igual que los insurgentes de Faluya, pudieron escapar antes del asalto. El verdadero objetivo era intimidar a la población: un mensaje a todo Irak de que aquello era lo que podía hacer EEUU si seguían resistiéndose, y en el caso de Faluya, el castigo colectivo a los ocupantes de la ciudad por haber tolerado las operaciones terroristas con base allí.

Produjo sobresalto y pavor. La obsesión de la administración con el sobresalto y el pavor es consecuencia del concepto erróneo que tiene de la batalla que está librando, que es política y no militar.

Degradación moral

Sin embargo, todo esto resulta insuficiente, poco satisfactorio como explicación del uso de la tortura: un uso persistente, continuado, invasivo. El juicio moral, incluso teológico, sobre lo hecho por la administración Bush resulta inevitable. El presidente provoca además esta clase de respuestas al justificar su conducta en la guerra contra el terror en términos religiosos, y al declarar “diabólicos” a los prisioneros capturados por ­EEUU. Todo ello para evitar que puedan aplicárseles las normas jurídicas y los derechos humanos que precisamente les protegen como prisioneros.

Puede citarse lo dicho por Al Gore, vicepresidente en la administración Clinton y candidato del Partido Demócrata derrotado por George W. Bush en 2000. Respecto al asunto de la tortura, Gore declaraba que “una de las indicaciones más claras de la inmediata pérdida de identidad de la propia alma es la imposibilidad de reconocer la existencia de un alma de aquél sobre el que se ejerce el peso del poder, especialmente si aquéllos que no pueden defenderse son degradados, tratados como animales”. El fin de la tortura es la degradación de la víctima: por eso se debe dar la razón a Gore cuando concluye que aquéllos que degradan a otros revelan su propia degradación y la de su país.

En este asunto hay una inconfesada carga de sadismo y nihilismo: esto no puede ignorarse y no opera sólo a escala individual. Ciertamente los patéticos soldados retratados en las fotos de las torturas de la prisión de Abu Ghraib proporcionaron la primera evidencia de estas prácticas. Aparecían, sin esperarlo, en circunstancias que evocan impulsos perversos, que en otro entorno hubieran resultado indudablemente suprimidos (algunos de ellos, pero no todos, han sido condenados por este escándalo).

Sin embargo, el sadismo funciona a través de instituciones, no sólo a través de individuos. El propósito de esta administración, decidida a tratar así a sus enemigos, revela la perversión moral hoy en alza y su utilización como signo del poder nacional. No se trata sólo de imponer una política americana contra sus enemigos sino de degradarlos y humillarlos. Tal es la voluntad de este gobierno respecto a aquéllos que se cruzan en su camino. El enemigo no debe ser sólo derrotado, sino aniquilado moral y físicamente.

Destruir es afirmar el propio poder: si el enemigo muere, nosotros destacamos gracias a su muerte. No es una coincidencia que todas salvo una de las principales figuras de la administración Bush, partícipes en la concepción y dirección de la guerra, alcanzaran en su práctica totalidad la edad del servicio militar durante los años de la guerra de Vietnam. Casi todos ellos intentaron por uno u otro subterfugio evitar su participación en esa guerra. Por eso necesitan ahora hacer por representación lo que no hicieron en persona. No hay duda: en su fuero interno, aunque quizá no puedan verlo, buscan una convalidación retroactiva.

Muchos teóricos de la guerra y de la manera en que ha sido conducida, comparten un común pensamiento político adscrito (a veces confusamente) al filósofo Leo Strauss, según el cual las gentes superiores, capaces de ver más allá de las preocupaciones de los ciudadanos comunes, están obligadas a imponer a su país actos que la ordinaria ciudadanía no podría entender ni aprobar.

Esto, por supuesto, pudiera derivarse también de un argumento marxista, autorizado por el conocimiento “objetivo” de la dialéctica histórica. Aunque se trata en realidad de un argumento en provecho propio: la explotación brutal del material humano caracteriza al líder. No es necesario insistir en el fondo totalitario de este pensamiento. Una teoría que también es fascista. El eminente profesor de Harvard, Stanley Hoffmann, ha subrayado el parentesco entre ciertas posiciones neoconservadoras y ciertos argumentos del fascismo italiano.

La ilegalidad internacional, el deliberado rechazo del Derecho internacional y la tortura –gratuitamente utilizados como desafío de la “moral natural” del común de las gentes– muestran una administración Bush que habría optado por colocarse al margen de una civilización basada en una moral comunitaria, liberal y moderna. No creo que este último sea un juicio injurioso ni privado de base: me parece más bien derivado de hechos evidentes. Estamos ante una extraña opción elegida por un gobierno americano. Un gobierno que se identifica más que ningún otro en la historia de EEUU, con la cristiandad.

A este respecto deberíamos citar a ese gran novelista católico francés, Georges Bernanos. El también escritor André Malraux le preguntaba poco después de la Segunda Guerra mundial por su juicio sobre la Europa de 1945. Bernanos, que había estado exiliado en América del Sur durante la guerra, contestó: “Hemos visto los campos de concentración: Satán ha reaparecido visiblemente en el mundo”.

FUENTE: POLÍTICA EXTERIOR-Nº105-MAYO-JUNIO 2005-TORTURA-WILLIAM PFAFF

REFLEXIÓN:

Un crimen no deja de serlo aunque se esgriman "razones de estado" para cometerlos.

Según la RAE, CRIMEN es: 1. Delito grave. 2. m. Acción indebida o reprensible. 3. m. Acción voluntaria de matar o herir gravemente a alguien.

En cualquiera de sus acepciones la tortura encaja como crimen.

No hay duda que pueden existir razones de fuerza mayor para obtener información urgente que salve las vidas de miles de personas, sobre todo hoy cuando el terrorismo es la forma de la guerra moderna. Es decir, su particularidad es que es una acción que no discrimina entre enemigos, culpables o inocentes. Atar cabos sobre lo que saben individuos que quizá no se conocen entre sí, puede evitar atentados programados que ponen en jaque la vida de muchas personas. Porque las armas de hoy pueden ser de destrucción masiva y si están en manos de fundamentalistas el peligro es real, no una fantasía.

El tema es cómo se puede obtener esa información vital. Y no es a través de la tortura física o psicológica, mucho menos hoy cuando hay muchos métodos para acceder a ella SI el tiempo no es un factor crucial. De allí que no puede descartarse el uso de la tortura si no somos hipócritas. Pero es una circunstancia excepcional que confirma la regla y que muy raramente se da.

Ese hipotético caso de urgencia extrema no se da normalmente, en realidad lo que vemos es que se usa para amedrentar a inermes cautivos sujetos a la crueldad de sus captores. Porque la tortura es aplicada por individuos que han sido entrenados para llevarla a cabo y no tienen el escrúpulo moral para no ejercerla a su antojo. Son elegidos como ejecutores, porque no cualquiera puede ser un torturador. Como no cualquiera puede ser un "verdugo profesional", suele ser un individuo anónimo porque se oculta a propósito su identidad, la sociedad lo rechaza y normalmente es una "profesión" que se hereda en un entorno familiar que la acepta.

Los casos de tortura han sido denunciados precisamente por aquellos que la rechazaron como método, filmaron videos o expresaron su repudio ante los medios de una forma que se pudiera probar, de lo contrario este tema no se estaría discutiendo ahora ante la opinión pública.

Lo que vemos es que se intenta justificar la tortura cuando en realidad sólo se trata de la crueldad ejercida sobre personas por individuos que tienen un circunstancial poder sobre ellas, sabiendo que no serán juzgados. Lamentablemente, a veces, bajo el amparo de un estado. Pero la crueldad nunca se debe aceptar ni justificar, jamás.

Por otra parte, ni siquiera puede decirse que la tortura cambie a quien está convencido de su misión, como se lee en este artículo de un individuo que estuvo prisionero en Gantánamo:
"Ex preso de Guantánamo ahora recluta yihadistas para unirse al Estado Islámico" (INFOBAE-25/12/14). Como vemos, no se podía conocer sus pasos futuros una vez puesto en libertad. Y no se puede torturar o matar, "por las dudas". Hay mucha información sobre la liberación de otros presos de Guantánamo que fueron recibidos como refugiados políticos en Uruguay y en otras partes del mundo, algún día se sabrá sobre el rumbo que tomaron sus vidas: Las razones por las cuales Uruguay aceptó a detenidos de Guantánamo (Artículo de BBC-MUNDO-07/12/14) y Seis claves sobre el traslado de los prisioneros de Guantánamo a Uruguay (LA NACIÓN-08/12/14).

Un individuo puede perder el sentido de los valores sobre el que se basa su cultura, pero nunca debe perderlo un estado, no se lo puede permitir a sí mismo a menos que por razones políticas sea autoindulgente. ¿Qué razones tendrían los hombres comunes para elegir a una cultura respetuosa de la ley y de los Derechos Humanos si ella los pregona pero los viola?

Este artículo es del año 2005, entonces no existía el Estado Islámico de Irak y Siria, con prácticas bárbaras diarias ¿podemos aceptar en nuestra cultura alguna crueldad que pueda parecérsele?

ANA