domingo, 15 de enero de 2017

1521 - DAVID MANDEL SOBRE JOHN KERRY


¿Advertencia o incitación?

Mi Enfoque #622, Enero 13, 2017 por David Mandel

"Mudar la embajada americana de Tel Aviv a Jerusalén causará una explosión no sólo en la Cisjordania, sino también en Israel y en toda la región".
John Kerry en una entrevista con CBS la semana pasada.

Es probable que John Kerry quiso expresar una advertencia, pero en realidad su declaración fue lo que en inglés llaman self-fulfilling prophecy (profecía auto cumplida). Yo quisiera creer que la intención de Kerry no fue incitar. Lamentablemente, los incidentes de violencia anti-israelí en Jerusalén aumentaron notablemente en los días siguientes y culminaron en un acto terrorista en el cual un palestino atropelló deliberadamente con su camión a un grupo de soldados que bajaban de un ómnibus en un lugar turístico. Mató a cuatro soldados (tres de ellos mujeres) e hirió a más de 10. El camión se detuvo sólo cuando los soldados dispararon contra el terrorista.

REFLEXIÓN:

Como siempre David Mandel hace un comentario inteligente.

No creo que Kerry haya hecho estas declaración para incitar a los palestinos a realizar actos de terrorismo, ellos se incitan entre sí sin ayuda exterior para arruinar su propia vida y la de los israelíes que obligadamente conviven con ellos.

Con esta pequeña reflexión Mandel le da a Kerry una categoría que no tiene. Pensar antes de hablar es de gente medianamente inteligente, capaz de considerar seriamente sobre el efecto de sus palabras en una región donde cada pequeña idea puede terminar con la vida de muchos inocentes.

¿Para qué sirvió esa advertencia de Kerry? ¿Cambiaba algo? Absolutamente nada, Israel seguirá haciendo lo que desde su fundación hace: impulsar el reconocimiento mundial de que Jerusalén es la Capital de Israel, sólo falta que finalmente ese destino sea aceptado por todos y quizá sea Trump quien le dé el impulso necesario para que se cumpla. Y no será precisamente Kerry quien lo impida.

Pero Kerry,  ex aspirante a presidente de los Estados Unidos y actual Secretario de Estado de Obama no podía irse sin, quizá, llevarse con él la vida de unos cuantos. Yo prefiero pensar que no fue su propósito, sino su ya demostrada ineptitud para tan alto cargo. Y lo imagino no pudiendo dormir en paz a la noche cuando piense ¿es que yo hice esto? ¿Yo segué la vida de estos jóvenes? ¿Fue mi advertencia para tratar de impedir que el inexorable destino de Jerusalén se lleve a cabo?

Los Israelíes  viven y duermen con un enemigo que se oculta y de vez en cuando se hace ver, lo tienen asumido. Saben que no todos los palestinos son terroristas pero también aben que cualquiera puede serlo.  El terrorismo en Israel siempre es palestino, todas las demás etnias y religiones viven  seguros y en armonía en Israel, también los palestinos, sólo que algunos pretenden más, como inmolarse en nombre de Alá, para "recuperar"  lo que creen es un territorio que les fue arrebatado.

Y esto no tiene arreglo, Los Israelíes lo saben y viven lo más normalmente que pueden, inclusive comparten medios de transporte público o se bajan de un ómnibus sin pensar que a algún fanático se le ocurra atropellarlos.

¿Cuántos de nosotros seríamos capaces de vivir en esas condiciones sin perder la calma y seguir siendo el único país verdaderamente democrático de Medio Oriente?

Que tus sueños sean pesadillas Kerry, es lo menos que te merecés. Que sueñes que tus hijos no están seguros, que tu futuro esté afectado por tener más boca que cabeza.

QUE NO DESCANSES EN PAZ

ANA







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario