viernes, 27 de abril de 2012

1033 - M. KORIN - "LA BANDEJA DE PLATA" DE N. ALTERMAN


CÓMO NACIÓ EL POEMA DE NATÁN ALTERMAN:

"LA BANDEJA DE PLATA"

Por MOSHÉ KORIN

El 15 de diciembre de 1947, dos semanas después de la histórica resolución de la Asamblea de las Naciones Unidas en la cual se resolvió la partición de Palestina, era un momento de gran tensión y conflictos entre judíos y árabes en Israel.

En esa precisa fecha, hace más de 60 años, el Dr. Jaim Weitzman, presidente de la Organización Sionista Mundial, se dirigió a la Asamblea de la ”United Jewish Appeal” que tuvo lugar en Atlantic City.

En su emotiva y conmovedora alocución, frente a los representantes de la Comunidad Judía de los Estados Unidos, apeló a la concurrencia a participar con todos sus esfuerzos y posibilidades, en la construcción del Estado Judío por venir.

Su vigoroso discurso, en ese momento, fue comparado al de Winston Churchill cuando Londres fue bombardeada por los nazis, en el cual convocó a sus compatriotas a defender la capital de Inglaterra con “lágrimas, sudor y sangre”.

Fue en esa Asamblea cuando Weitzman les dijo que “ningún pueblo recibe su Patria, sobre una bandeja de plata”.

Esta frase, aparentemente, fue dicha también, insinuando, que en hebreo la palabra “kesef”, no sólo se refiere al metal correspondiente, sino significa también, dinero. “To give on a silver platter”, es una antigua expresión inglesa de la Edad Media, que refiere, a que no se puede lograr un anhelo, si es que no viene acompañado de un esfuerzo adecuado, el cual no remite sólo al dinero, sino que implica un sacrificio personal.

Cuando el poeta Natán Alterman en Tel Aviv, se enteró de lo acontecido en la Convención de la Campaña Unida en Atlantic City, quedó muy conmovido por las palabras de Weitzman, especialmente con respecto a la expresión “la bandeja de plata”.

Su análisis fue, que el plan de partición proclamado en la Asamblea de la ONU, no era más que una resolución escrita sobre un papel y no la concreción verdadera de un Estado Judío. Eso sólo puede realizarse a través de la construcción permanente y la lucha heroica por una Medinat Israel.

Esas palabras pronunciadas por el líder sionista y su propia interpretación, inspiraron al poeta Alterman a escribir un poema, que luego se transformó en un clásico de la literatura hebrea moderna.

El poema ”Magash HaKesef” (La bandeja de plata), el poeta lo publicó en el diario “Davar”, en su permanente y popular columna que aparecía todos los viernes, “HaTur HaShvií” (la séptima columna).

Esa creación fue rápidamente recibida con gran entusiasmo y devoción hacia su autor, por la población judía de Eretz Israel.

La tensión entre la comunidad judía y árabe aumentaba permanentemente, hubieron muertos y centenares de heridos en distintos puntos del país.

La obra de Alterman era recitada en todas partes, se la leía desde todos los escenarios.

El escritor e investigador Dr. Mordejai Naor relata en uno de sus escritos, cómo en aquel 14 de mayo de 1948, durante la Ceremonia de la Declaración de la Independencia de Israel, en el Museo de Tel Aviv, fue recitado “Magash Hakesef”, el cual conmovió por su forma y contenido a todos los presentes.

A 60 años del advenimiento de Medinat Israel, sigue y seguirá siendo actual, esta creación de Natán Alterman.

A continuación, el poema:


“LA BANDEJA DE PLATA”

De NATÁN ALTERMAN

Traducción: MOSHÉ KORIN


Se ha aquietado la tierra. En fronteras humeantes

una aurora indecisa comienza a asomar.

Y una nación dolida, pero aún palpitante,

se apresta a recibir el milagro sin par...

De noche la envolvieron alegría y espanto

mientras se disponía a la solemne ocasión.

Ahora, frente a ella, a una joven y un muchacho

ve avanzar lentamente, y aguarda la Nación.

Ellos suben la senda: uniforme ordinario,

zapatones pesados, silencio total.

No han cambiado su atuendo ni con agua han borrado

las huellas del combate en la noche fatal.

Fatigados al límite, abstinentes de pausa,

casi niños, retoños del viejo tronco hebreo,

se quedarán los dos inmóviles, sin habla,

sin señales que indiquen si están vivos o muertos.

La Nación los contempla llorando, y fascinada

pregunta: —¿Quiénes sois? Le responden, tranquilos:

—Nosotros somos la bandeja de plata

en la que recibes el Estado Judío.

Luego, envueltos en sombras, caerán a sus pies.

Lo demás ya se nombra en la historia de Israel.



FUENTE:
M.ISRAELITA-KORIN-ALTERMAN-BANDEJA-30/10/08

REFLEXIÓN:

Después de leer artículos y testimonios, ver películas y videos, se entiende bien que Israel no fue un regalo de plata sino un páramo al que se hizo fructificar con mucho trabajo y sacrificio. Peor aún, en un principio fueron sionistas que querían retornar a la tierra prometida y provenían de sociedades adelantadas que dejaban todo para convertirse en trabajadores de la tierra. Luego los que habían podido huir del Holocausto y llegaban débiles, desesperados y hambrientos, sin embargo, con todos ellos se edificó en tiempo récord el país moderno que vemos hoy.

Mucho se ha dicho que recibían dinero de la diáspora y ese era el origen de semejante desarrollo, entonces uno piensa cuántos países han recibido enormes cantidades de dinero, algunos de afuera, como la dirigencia palestina, otros lo obtienen de la riqueza de su propio territorio. Comparemos y encontraremos la explicación.

También se argumenta que es la gente la que hace la diferencia y creo que no es así, cualquier país puede alcanzar altos niveles de desarrollo si están bien dirigidos, aunque su territorio no sea rico, es la política lo que produce los resultados buenos o malos.

Un territorio pobrísimo y abandonado como la que fue Palestina está dividido artificialmente por lo que logró la dirigencia política. Los israelíes sobresalen, lo palestinos siguen como al principio. Ambos comenzaron en el mismo momento pero con líderes diferentes. Una cultura se enfoca en el futuro, la otra se obstina en el pasado.

No son los únicos, América toda es un ejemplo de lo que hace el populismo que necesita pobres para que su dirigencia se mantenga en el poder e ignorantes para que no se den cuenta. ¿Qué se hizo de los sueños de sus libertadores por los que tantos dieron la vida?

Eso es lo que nos enseña Israel, educación por encima de todas las cosas, maestros que enseñan a pensar no a obedecer y, por costoso que sea, un ideal que los guía.

Entonces si, la bandeja será de plata para quienes deseen, libremente, retornar.

ANA



6 comentarios:

  1. Y dio resultado... Golda Meir logró recaudar en esa época 129 millones de dólares de los judíos americanos (la mayor parte se utilizó para comprar armas). Si eso les parece mucho dinero en 2012, piensen que estamos hablando de fines del '40 y cuánto representaba para un país diminuto que nacía repleto de dificultades en plena guerra. Hasta el día de hoy los israelíes siguen considerando "sumamente importante" el apoyo de los judíos estadounidenses.

    De todas formas cambiaron muchas cosas desde 1948. Actualmente los israelíes no son "ese pobre primo al que debemos ayudar o será exterminado, la avanzada hebrea en Palestina que depende inexorablemente de su retaguardia para progresar: los judíos de la diáspora". Por el contrario, con la salvedad del apoyo de los judíos en EE UU, actualmente nosotros, los judíos en la dispersión, somos el "pobre primo" que recibe dinero, protección y apoyo moral de nuestros hermanos en Israel. Es más, yo me atrevería a firmar que dudo que siga existiendo Judaísmo fuera de Israel y en menor medida EE UU dentro de 100 años. Solamente la asimilación disminuye la población judía en la diáspora por millones.

    ResponderEliminar
  2. Gracias otras vez, Andrés, tu aporte es importantísimo para aclarar muchas cosas que desconocemos. Sabía de la excelente elección de enviar a Estados Unidos a Golda Meir para recaudar dinero porque como hablaba fluidamente inglés, y porque podía comunicarse fácilmente con la comunidad de allá, su misión fue muy exitosa, los israelíes la llamaban "la americana". Leí su biografía o autobiografía -no lo recuerdo- aunque lamentablemente presté el libro y no me lo devolvieron, una pérdida que sigo lamentando porque aquí no se reeditó y su lectura es apasionante.

    Es cierto, Israel se erige como el "natural" lugar del judaísmo y la asimilación fuera de él puede hacer estragos, aunque aún creo que la identidad, ya sea por las costumbres, tradiciones, idioma (generalmente idish o el hebreo que se enseña en las escuelas judías de la diáspora), la religión y, sobre todo, por ser siempre una minoría fuera de Israel, opera el "milagro" de la elección. Quien siente dentro de sí al judaísmo lo transmite a sus hijos, quienes finalmente volverán a Israel y con él llevarán a sus padres, que los seguirán. Quizá se saltee una generación pero el llamado de Israel sigue siendo muy fuerte. Un ejemplo son los etíopes que sólo tienen algún rasgo de una antigua tradición, a veces solamente una palabra que los identifica como judíos pero desean volver y son rescatados para llevarlos a Israel. Así lo interpreto yo.

    Además, los logros de Israel son tan extraordinarios que cualquiera podría desear ser judío para sentirse parte de esa maravilla. Lo que va de ayer a hoy, es insólito, pero el éxito también atrae a los que no lo son. Otro fenómeno es el que se produce cuando africanos animistas o cristianos y hasta musulmanes se infiltran en Israel, porque saben que allí serán respetados. E Israel no puede aceptarlos a todos, no tiene territorio ni puede darse el lujo de no ser un país de carácter judío, no puede dejar de tener una mayoría judía en el único lugar en el mundo donde puede tenerla.

    Leí que en estos días un palestino intentó entrar en Israel con sus dos hijitos y al cruzar la alambrada uno de ellos se enredó y los rescataron, quién sabe por qué quería entrar, pero la cuestión es que quiso irse de Gaza.

    Finamente, coincido, desde que existe Israel, los judíos fuera de Israel están protegidos. Por eso hice este blog, porque Israel además de ser ayudado, aunque ya no sea el "pobre primo" de los judíos de la diáspora, necesita ser conocido, entendido y acompañado por todos, en ese lugar nunca tendrá una paz duradera. Veremos que pasará ahora con Egipto, por lo menos duró 30 años, pero el futuro es incierto.

    Saber acerca a los pueblos, la ignorancia es la madre de todos los males.

    ResponderEliminar
  3. ¡Jag Sameah Silvia! Bienvenida a mi blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volvi conmovida de Israel, y participe de los actos de IOM HA ZIKARON y IOM HAZTMAUT Y en el acto en Mevaseret Tzion de Iom ha Zikaron un familiar recito este poema, que habia estudiado hace mucho, lo recorde y coincido en todo lo que vos decis!

      Eliminar
    2. Hola Silvia:

      En mi blog entra mucha gente y pocos dejan mensajes, cuando me escriben, como vos lo hacés después de tanto tiempo que publiqué este post, vuelvo a releerlo. Y, como te pasó a vos, me conmovió este poema, Todo lo que aprendo sobre Israel me sorprende y maravilla, es imposible no pensar en todo lo que se logró allí en tan poco tiempo y que no se lo vea como un milagro, yo creo que es el milagro del siglo 20. Mis propias palabras me conmueven porque después de haberlas escrito dos años atrás ya no las siento mías, es como que las hubiera escrito otro con mis mismas sensaciones y reflexiones. Si Israel fuera más conocido, en lugar de ser sólo el nombre de un pequeño país en eterno conflicto, serían muchos más los que apreciarían lo que hicieron en tiempo récord, con poco dinero y mucho esfuerzo: un país moderno donde todo espacio se aprovecha y donde "democracia" no es sólo una palabra sino que se practica hasta extremos que los mismos israelíes a veces cuestionan. Yo también pienso que llegan a límites poco comprensibles pero me respondo que los israelíes están donde están precisamente porque hacen lo que predican, aún cuando no les convenga. Un ejemplo para todos. Gracias por tu visita, un afectuoso abrazo.

      Eliminar

Deja tu comentario