jueves, 2 de julio de 2009

390 - ISRAEL, LOS MUROS Y LA HIPOCRESÍA


LOS PAÍSES TIENEN FRONTERAS, ALGUNOS NECESITAN MUROS


Cuando miramos estas fotos nos damos cuenta hasta qué punto se es malintencionado cuando se critica ferozmente la valla que Israel tuvo que construir. ¿Cómo se puede ser tan miserable?

Cualquier país del mundo tiene fronteras y nadie tiene derecho a entrar a él sin permiso. Lamentablemente Israel vive en una situación especial pues no las ha podido fijar con un acuerdo, pero de hecho, cualquiera no puede entrar a Israel, ni a Inglaterra, ni a Francia, ni a ningún país del mundo sin estar autorizado.

Esta falta de un acuerdo definitivo con los palestinos, que han rechazado todas las oportunidades para definir dos estados sino que quieren uno solo, y palestino, lo obligó a fijar límites para proteger a su población de los ataques terroristas. La única forma razonable fue con un cerco que impidiera el libre ingreso de suicidas palestinos. No son verdaderos muros, son simples cercos movibles para esta circunstancia, si lo hubiera hecho antes muchas vidas se habrían salvado.

Lo que es imperdonable es que estas fotos no se vean en todos los medios, que se oculten, que no salgan a la luz pública y que se hagan manifestaciones en todo el mundo contra una valla que si fue construida por Israel fue impuesta por el terrorismo palestino. Poco a poco todos lo están haciendo exactamente por el mismo motivo, sin embargo, al acusar a Israel y no levantar la voz para defenderlo se cubren de vergüenza. La historia ya los está juzgando, porque como dice el viejo refrán:

"El que pierde la vergüenza una vez, no la recupera jamás".

ANA


1. MUROS EN EL MUNDO


2. MARRUECOS


3. COREA DEL SUD - COREA DEL NORTE

4. INDIA - PAKISTÁN

5. BOTSWANA - ZIMBABWE


6. ARABIA SAUDITA - YEMEN

7. ARABIA SAUDITA - IRAK


8. TURQUÍA - CHIPRE

9. TAILANDIA - MALASIA

10. PAKISTÁN - AFGANISTÁN


11. USBEKISTÁN - TADJIKISTÁN

12. EE.UU. - MEXICO

13. EUROPA CRÍTICA

14. ESPÀÑA: CEUTA Y MELILLA
15. IRLANDA -BELFAST
16. ISRAEL
17. PREGUNTA RETÓRICA
18. FUENTE

5 comentarios:

  1. ABAJO LOS MUROS...

    Empecemos por el de Ceuta, el de la frontera mexicano-estadounidense y todos los que intentan impedir la entrada de inmigrantes que buscan trabajo.

    Recién después de eso y luego de que no exista más el terrorismo palestino, Israel será el último que podrá desmantelar su valla de seguridad destinada a impedir el paso de terroristas que buscan asesinar civiles israelíes.

    Así de simple.

    ResponderEliminar
  2. Evidentemente estamos involucionando. Antiguamente las ciudades se defendían de los bárbaros con fortalezas y ahora está pasando algo parecido. No creo que sea posible eliminar los muros, creo que cada vez va a haber más. Por un lado los pobres quieren vivir mejor porque sus países no les ofrecen futuro y por otro es la única forma de detener al terrorismo. Dicho de otra forma hay pobreza material y pobreza de ideas, no veo la salida por ahora. Lo peor de todo es la hipocresía, si asumimos que así es la realidad de esta época, que todos se defienden como pueden ¿por qué se ensañan con Israel? Yo no he visto manifestaciones por todos esos muros, como si el único que los hubiera construido fuera Israel, a quien le sobran razones. Sin embargo, esas son las únicas protestas que tienen prensa y movilizan multitudes e Israel tiene que ponerse a la defensiva. Parece mentira, pero todo el tiempo uno descubre que la información que recibimos es siempre tendenciosa... Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Ana supongo que no publicarás mi comentario.
    Sólo decirte que si estás de acuerdo con un muro para fijar fronteras, pues adelante.
    Ahora no creo que para ello debas citar ejemplos de otros lamentables muros.
    Criticar algo diciendo que hay otros peores es no tener argumentos.
    Otro punto es que Israel construya su muro y todo lo que desee, pero que respete las fronteras que le fijó la ONU, no estás de acuerdo¿

    ResponderEliminar
  4. Hola Cynara. Gracias por tu comentario que sirve para pensar. Si, estoy de acuerdo con los muros cuando no queda otro remedio. Entre iguales los muros no son necesarios, sólo es preciso comportarse civilizadamente, cruzar las fronteras con documentos, interactuar entre distintas culturas, no aprovecharse para poner bombas. Los muros no suelen ser una elección, son muy caros y quienes no los necesitan no los construyen. Eso hacían en el pasado, se protegían los pueblos de los bárbaros de todas las formas posibles, muros, agua, castillos bien protegidos, lo que se pudiera hacer para detenerlos. Hoy pasa lo mismo, no se puede negar la realidad, la gente huye de sus empobrecidos países como puede, se los recibe también como se puede -aunque sean el vivo fracaso de sus gobiernos- y se detiene al terrorismo también como se puede. Eso es lo que pasa con Israel. Con respecto a lo que dice la ONU, ninguna observador objetivo puede dejar de percatarse que es parcial, acá leerás, así como en otros blogs, a qué mandatos responde. Por eso se muestran los muros, porque es el mejor argumento para exponer la hipocresía de todo el mundo, sólo se critican los muros de Israel cuando los países que los necesitan por distintos motivos, los construye.Todo es muy claro, dejen de atacar a Israel e Israel dejará de defenderse. Así de fácil. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Pequeña respuesta para Cynara: hace ya más de treinta años que vivo en este país...y yo recuerdo. Hasta la atrocidad de Oslo ningún muro era necesario, ellos venían a trabajar aquí y nosotros íbamos a comprar allá. En los cientos de años de su historia esta zona no tuvo un florecimiento como desde 1967 hasta el engaño de Oslo. Pero desde la creación de estas organizaciones terroristas llamadas "libertarias" hemos pasado las peores épocas de terrorismo en nuestras casas, nuestras calles y nuestras escuelas. Ellas se encargaron de dividirnos efectiva y espiritualmente. Y lo quiera o no el mundo nosotros tenemos el derecho a defendernos. Parafraseando al Museo del Holocausto: "...no volverás a ser víctima", y si para eso debo construir un muro lo haré sin ningún remordimiento. Del otro lado deberán comer el guiso que se cocinaron. Yo no los quiero acá.
    Y me permito recordar a todos: cuando la palabra árabe no existía y los hermanos de Mahoma creían en duendes, en las piedras y sacrificaban a sus hijas en la plazas de Medina y Meca, Israel era un país floreciente.
    Akiva - Jerusalem, Ciudad Capital.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario