jueves, 1 de abril de 2010

554 - GREENFIELD - HIPOCRESÍA DE LOS POLÍTICOS


LA MEDIDA COMPLETA DE LA HIPOCRESÍA DE JOE BIDEN SOBRE JERUSALÉN

THE FULL MEASURE OF JOE BIDEN´S HYPOCRISY ON JERUSALEM

Por DANIEL GREENFIELD


The Sultan Knish Blog



(TRADUCCIÓN LIBRE DE ANA)

No hace mucho tiempo, Joseph Robinette Biden, supuestamente fue gravemente insultado por Israel cuando se anunció que la potencial construcción de viviendas en Jerusalén había pasado una de las etapas de un proceso de aprobación de varias de ellas. Biden fue tan insultado por este despreciable acto que se paró delante del Primer Ministro de Israel durante 90 minutos y así él y varios funcionarios de la Administración Obama procedieron a fustigar a Israel por "insultarlos".

Hillary Clinton proclamó: "... No fue un insulto sólo para Biden, sino para Estados Unidos." "Hubo una afrenta, fue un insulto", resopló el Consejero Senior de Obama, David Axelrod. Cientos de periódicos escribieron inmediatamente editoriales denunciando el grave insulto de Israel. La esencia del agravio fue que Israel había insultado a Biden por haber hecho un reclamo sobre Jerusalén durante su visita.

Hay un solo problema con esto. En 1995 el mismo Biden sirvió como co-patrocinador de la S. 1322, conocida como el Acta de la Embajada de Jerusalén. (Otros co-patrocinadores del Senado incluyen a legisladores tan oscuros como John McCain, Ted Kennedy, Harry Reid, Jesse Helms, John Kerry, Joseph Lieberman, Strom Thurmond y Bob Dole.) Leamos ahora
el texto de esa Acta.

(a) DECLARACIÓN DE LA POLÍTICA DE ESTADOS UNIDOS.

(1) Jerusalén seguirá siendo una ciudad indivisa en la que los derechos de todos los grupos étnicos y religiosos están protegidos;

(2) Jerusalén debe ser reconocida como la capital del Estado de Israel;

Entonces si nosotros le creemos a la Casa Blanca, en 1995 el Senador Biden co-patrocinó una ley en la que él expuso una Declaración de la Política de Estados Unidos como que una "Jerusalén indivisa" es la indivisa capital del Estado de Israel. Sin embargo, en el 2010 el mismo Biden fue gravemente insultado por un potencial proyecto de viviendas en Jerusalén.

Pero seguramente ese fue un accidente. Después de todo Biden quizá no sabía qué resolución en realidad estaba co-patrocinando. Excepto que en 1992
Biden también sirvió como co-patrocinador de la Resolución Consecutiva del Senado 113. La que afirma que;

"Por lo tanto, ahora, sea Resuelto por el Senado (concurriendo la Cámara de Representantes) que el Congreso:

(1) felicite a los residentes de Jerusalén y al pueblo de Israel en el vigésimo quinto aniversario de la reunificación de esa histórica ciudad;

(2) firmemente cree que Jerusalén debe permanecer como una ciudad indivisa en la cual los derechos de todos los grupos étnicos y religiosos están protegidos por Israel como lo han sido durante los últimos veinticinco años; y

(3) requiere del Presidente y del Secretario de Estado que emitan una declaración inequívoca en apoyo de estos principios.

Por lo tanto, en 1992 Biden "estaba convencido" de que Jerusalén debía ser la capital indivisa de Israel e inclusive quería que el Presidente emitiera una "declaración inequívoca" apoyándola. Un pequeño avance rápido y vemos que Biden supuestamente ha sido gravemente insultado porque Israel cree inequívocamente que Jerusalén es su capital indivisa.

Ahora bien, ciertamente el Senador Biden dos veces co-patrocinó resoluciones y leyes que proclamaban a Jerusalén como la capital indivisa de Israel. Pero, ¡por amor de Dios! ¿no lo podría haber hecho tres veces? O
había podido.

En 1990 el Senador Joseph Robinette Biden co-patrocinó la Resolución Concurrente del Senado 106 que afirmaba que;

"Considerando que las ambiguas declaraciones del gobierno de Estados Unidos en lo que concierne al derecho de los judíos de vivir en todas las partes de Jerusalén plantean problemas en Israel, acerca de que algún día Jerusalén pueda ser redividida y que le sea negado el acceso a los sitios religiosos de Jerusalén a ciudadanos israelíes; y

Considerando que tales preocupaciones inhiben y complican la búsqueda de una paz duradera en la región: Por lo tanto, ahora, sea

Resuelto por el Senado (concurriendo la Cámara de Representantes), que el Congreso...

(1) reconoce que Jerusalén es y debe seguir siendo la capital del Estado de Israel;

(2) firmemente cree que Jerusalén debe seguir siendo una ciudad indivisa en la que los derechos de todos los grupos religiosos étnicos están protegidos; y

(3) hace un llamado a todas las partes involucradas en la búsqueda de paz para que mantengan sus fuertes esfuerzos para lograr una negociación entre Israel y los representantes palestinos."

Ahora mismo cuando estamos siguiendo la pista, vemos que Biden co-patrocinó tres resoluciones del Senado, donde las tres insistieron que Jerusalén debe permanecer como capital indivisa de Jerusalén. Una de ellas insistió en que era vital para el proceso de paz que Jerusalén debía ser confirmada por la política de Estados Unidos como la capital indivisa de Israel.


Así que, naturalmente, como cualquier otro político, él fue insultado por Israel por tomarle la palabra. Argumentar que Biden fue gravemente insultado por Israel, es decir que a él se lo insultó a través de las políticas que él mismo apoyó.

No apoyándolas pasivamente sino co-patrocinándolas en tres resoluciones del Senado que repetidamente afirmaron que ellas estaban destinadas a ser la política de Estados Unidos.

Pero por supuesto el tren de la hipocresía no se detiene solamente en la Estación de Joe Biden.

Hillary Clinton, quien afirmó que las viviendas israelíes "no eran sólo un insulto a Biden, sino a Estados Unidos", en el 2007 (apenas dos años y medio atrás)
emitió un documento declarando,

"Hillary Clinton cree que el derecho de Israel a existir en seguridad como estado judío, con fronteras defendibles y una Jerusalén indivisa como su capital, protegida de la violencia y el terrorismo, nunca deber ser cuestionada."

Y apenas dos años y medio después, Hillary Clinton hace el cuestionamiento a viva voz. Y la mujer que no hace mucho tiempo atrás dijo que una "Jerusalén Indivisa" nunca debe ser cuestionada, pretendió que la aprobación de Israel de las viviendas en Jerusalén era un grave insulto a Estados Unidos.

La pregunta entonces debe ser hecha, si Joe Biden y Hillary Clinton apoyaron una Jerusalén indivisa y si los proyectos israelíes de viviendas son un insulto a Estados Unidos, entonces Hillary y Joe insultaron a Estados Unidos. ¿O es que ellos simplemente estaban
insultando a los votantes judíos que creyeron en sus vacías promesas?

Pero los "insultos" no se detienen allí. En el 2008 Obama
pronunció un discurso en el que dijo, "Jerusalén permanecerá como capital de Israel, y debe quedar indivisa." Para ser honesto con Obama, él no perdió mucho tiempo divorciándose de esa declaración que recién había hecho. Le tomó solamente un día explicar que él en realidad apoyaba dividir Jerusalén, sólo que no la quería dividida por alambre de púas. No, en serio.

Obama: "Usted sabe, la verdad es que este fue un ejemplo donde hicimos un discurso con una pobre redacción. E inmediatamente tratamos de corregir la interpretación que se dio. Lo que nosotros simplemente estábamos diciendo es que no queremos un alambre de púas que atraviese Jerusalén similar al que había antes de la guerra del 67, que para nosotros es posible crear una Jerusalén que sea cohesiva y coherente."

Después de un prolongado estudio por expertos en semántica, parece que Obama sentía que una "Jerusalén Indivisa" estaba sujeta a toda suerte de interpretaciones erróneas, como la de ser indivisa, cuando él en realidad quería decir que debía ser cohesiva y coherente. A diferencia del mismo Obama. Puesto que nadie sabe qué diablos puede significar "cohesivo y coherente" cuando se lo aplica a una ciudad, esa fue una declaración segura.

Resumiendo, Joe Biden, Hillary Clinton e inclusive Obama eran entusiastas partidarios de una "Jerusalén Indivisa" no mucho tiempo atrás, pero en la primavera del 2010 ellos fueron gravemente insultados porque Israel trasladó viviendas en Jerusalén para ser construidas en tierras desiertas, a través de la aprobación de una de las etapas de un proceso con varias de ellas, cuando ocurrió que Biden estaba en el país.

Ahora, ¡a otro perro con ese hueso!. O una "Jerusalén Indivisa" es un grave insulto a Estados Unidos y es completamente destructora del proceso de paz... en cuyo caso Joe Biden, Hillary Clinton y Obama, todos han insultado a Estados Unidos y son destructores del proceso de paz... o ellos son
mentirosos totalmente descarados e hipócritas.

Simplemente para cerrar este triste capítulo con una sola parada más del Expreso de la Hipocresía en la Estación Joe Biden,
sintonicemos a Joe Biden alrededor del 2001.

Joe Biden: "¿Cómo es eso que con el único aliado que tenemos en esa parte del mundo (Israel), tengamos el derecho de castigarlo públicamente? Nosotros no haríamos eso con ningún otro amigo... En tanto Medio Oriente esté siempre en nuestra mente, lo mejor que podemos hacer es mantenerlo lejos de Estados Unidos y de la prensa del mundo". También dijo que tal crítica "envalentona a aquellos en Medio Oriente y alrededor del mundo que todavía albergan como su sagrado objetivo la eliminación de Israel... No le corresponde a usted ni a mi, decirle (a Israel) que es lo mejor para sus intereses. Debemos darle el derecho de determinar qué chances tomarán."

En un avance rápido hacia el 2010 Biden montó, bajo la guía de Barack Hussein Obama, un muy fuerte y público ataque de Israel.

Uno se acuerda de la pregunta, ¿cuándo puede usted saber si un político está mintiendo? Fácil, cuando mueve sus labios.

FUENTE:
SULTAN KNISH- HIPOCRESÍA DE BIDEN-31/03/10

COMENTARIO:

Mentiras, hipocresía, falsedades, todo descubre este artículo de Greenfield, imprescindible para comprender el momento histórico que vive Israel. Sabemos que la evolución del pensamiento es deseable, sólo que los políticos no evolucionan, se dan vuelta. Ni siquiera piden disculpas, ni son capaces de renunciar si tienen que hacer algo que se opone totalmente a sus declaraciones anteriores, tal es el ansia de poder que tienen que no se les cae la cara de vergüenza.

Lo que dice este artículo repugna y nos llena de furia. ¿En qué mundo vive Israel? ¿Dónde están sus amigos? ¿En quien confiar? ¿Cómo es que lo que era correcto antes de las elecciones pasó a ser incorrecto o mal interpretado una vez que quienes hicieron campaña accedieron al poder?

Israel está en guerra permanente, en una lucha muy solitaria, preparándose siempre para defenderse sin saber quien lo apoyará o lo abandonará a su suerte. Sin embargo, es un pueblo trabajador, optimista y alegre. Nada de lamentarse por su destino, baila y canta porque en cualquier circunstancia, aún en guerra, para él éste es "Un mundo maravilloso", de la forma en que Louis Armstrong alentaba a los soldados en Vietnam, que no sabían por qué debían luchar allí. Y esa es la gran diferencia.

Los israelíes saben por qué luchan.


VIDEO PARA DELEITARSE


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario